Negocios

En pleno cepo el Gobierno pagó U$D 120 millones a Mindlin y Caputo, dos empresarios amigos de Macri

Es por una deuda histórica que tenía el Estado con las eléctricas, entre las que se encuentran Central Puerto, Pampa Energía, YPF Luz y Aluar

sábado 14 de septiembre de 2019 - 10:30 am

El Gobierno de Mauricio Macri decidió cancelar una deuda histórica que tenía el Estado con las generadoras eléctricas por un total de 120 millones de dólares. Entre las principales beneficiadas con este pago destacan Central Puerto y Pampa Energía, conducidas por Nicolás Caputo y Marcelo Midlin, dos amigos personales del presidente.

Las otras dos empresas que recibieron este pago millonario en dólares fueron YPF Luz y Aluar.

El pago se dio en un contexto de escasez de dólares y fuerte caída en las reservas del Banco Central, lo que llevó a que el Gobierno de Macri decidiera imponer un cepo a la compra de dólares a las empresas y un límite de 10.000 dólares mensuales a personas físicas. Pese a esta falta de divisas, la Secretaría de Energía conducida por Gustavo Lopetegui decidió que era momento para cancelar la deuda.

La deuda se había acumulado en los tiempos de congelamiento de tarifas, según publicó el sitio especializado EconoJournal.

Las conversaciones entre las empresas y el Gobierno comenzaron el año pasado cuando se inició el proceso de venta de las centrales Brigadier López y Ensenada Barragán, que estaban en manos de la estatal IEASA (Ex Enarsa). Pero el presidente Macri destrabó las gestiones para que las empresas puedan cobrar, después de la derrota electoral que sufrió el 11 de agosto pasado en las primarias a manos del Frente de Todos, que lidera Alberto Fernández.

Las generadoras plantearon en ese momento que para facilitar el financiamiento de las obras de cierre de ciclo en esas centrales, condición obligatoria del pliego de venta, era necesario que el gobierno cancele la deuda.

El reclamo se acentuó luego de que el 1 de marzo la Secretaría de Recursos Renovables y Mercado Eléctrico publicó la resolución 1/2019 que redujo la remuneración que venían percibiendo las generadoras por operar las centrales térmicas e hidroeléctricas que producen un 60% de la electricidad que consume la Argentina.

La medida impactó de lleno en las plantas que llevan años en actividad y no están alcanzadas por ningún esquema de promoción del Estado, tales como el Renovar, Foninvemen y los contratos de las resoluciones 220/07 y 21/2016, 287/17.

Las afectadas fueron Pampa Energía, Central Puerto, Enel, AES, Albanesi, y Orazul Energy, entre otras.

Lopetegui fue el encargado de negociar: la propuesta a las generadoras que operó a modo de incentivo y a la vez compensación consistió en cancelar las acreencias acumuladas más los fondos equivalentes a los mantenimientos no recurrentes no realizados en un único pago con una quita del 18%.

COMENTARIOS