Violencia de género

Quién es Diego Pimentel, el ex funcionario acusado de acoso por Actrices Argentinas

Este jueves, el colectivo de Actrices Argentinas junto a otras organizaciones feministas respaldaron una denuncia de acoso sexual contra el ex director del Centro Cultural San Martín

jueves 12 de septiembre de 2019 - 11:18 pm

El ex director del Centro Cultural San Martín fue señalado públicamente como acosador sexual este jueves en una conferencia de prensa encabezada por el colectivo de Actrices Argentinas junto a otras organizaciones feministas. Pero, ¿quién es Diego Pimentel?

Arquitecto graduado en la Facultad de Arquitectura, Diseño y Urbanismo de la Universidad de Buenos Aires; profesor Titular de la Universidad de San Andrés y de la Universidad Nacional de las Artes (UNA); consultor independiente en proyectos de arte, diseño y tecnología para instituciones, gobiernos y empresas. Éstas son las ocupaciones en las que se desempeña actualmente el denunciado.

Fue el director del Centro Cultural San Martín desde 2016 hasta fines de agosto de este año. A fines de ese mes, presentó su renuncia por “motivos personales” debido que no se sentía cómodo con la “situación”: una denuncia por acoso de dos empleadas.

Quién lo denunció es Anahí de la Fuente, una comunicadora, maquilladora y perfermer de 28 años que trabajaba como Comunnity Manager en la institución que solía gestionar Pimentel. Tras hacer la denuncia, ella y la otra joven, quien prefiere preservar su identidad, fueron desvinculadas de sus trabajos en el San Martín. Hoy, un escenario repleto de actrices, escritoras, artistas, músicas, bailarinas, trabajadoras de centros culturales y activistas feministas, respaldó su denuncia contra su antiguo superior.

Las víctimas hicieron la denuncia por “maltrato físico” y “acoso sexual en lugares privados de acceso público” en marzo de este año.”Yo denuncié, mande telegrama al Centro Cultural, al Gobierno de la Ciudad y al Ministerio de Cultura. No tuve ninguna respuesta institucional y me echaron a los pocos días de hacer la denuncia“, explicó.

Ante la Justicia, las jóvenes declararon que “por miedo a perder el trabajo” se sintieron obligadas a tolerar las situaciones de acoso que vivían por parte de Pimentel. Desde arrinconamientos en un pasillo hasta besos en el cuello a modo de saludo.

“Venía cada vez más baboso y con agresividad, como con violencia sexual contenida y la tiraba sobre mí. A mi compañera, por ejemplo, la agarró del cuello. Y ella le tuvo que decir: ‘¡Basta, Diego, me estás lastimando!’ Ahí recién nos soltaba y se iba en silencio y se encerraba en su oficina”, detalló Anahí.

Además, desde hace ya unos meses el acusado fue escrachado en la Universidad Nacional de las Artes (UNA) en la que dicta clases hace años y a la que no pudo volver.

Según explicó la abogada de Anahí de la Fuente, Jimena Gibertoni, la causa penal sigue vigente hasta la fecha y se encuentra en la etapa de “pruebas” y de presentación de testigos. Actualmente, el caso se encuentra en manos de la Fiscalía N° 16 especializada en violencia de género.

COMENTARIOS