Belleza

Diez errores a la hora de maquillarte las pestañas

Hábitos que pueden arruinar tu look

jueves 19 de septiembre de 2019 - 7:43 am

Para conseguir unas pestañas largas, espesas y curvadas hay que seguir una serie de consejos en cuanto a productos, técnicas y demás.

Por empezar, si usás una ‘waterproof’, deberás usar un desmaquillante para este tipo de máscara, con base oleica, para poder quitar mejor los restos que con una simple agua o leche micelar, no saldrán.

Si querés máxima intensidad, usá negro. Pero los tonos grisáceos, metalizados y los verdes bosque serán buenos aliados para una intensidad media y un efecto más natural.

En cuanto al cepillo, no es lo mismo que sea liso, que curvado. Grueso o fino. Normalmente, los curvados y gruesos crean efectos mucho más marcados, casi de pestaña postiza. Los lisos y finos dan un aspecto más natural, y un toque de color para resaltarlas desde la naturalidad.

Ahora sí, diez de los errores más comunes:

1- Bombear el cepillo dentro y fuera del tubo de máscara

Así solo se consigue que entre aire y que la máscara no esté homogénea y cremosa, lo que se traduce en un look poco natural. Además, el producto se secará y durará mucho menos. Si hace falta agitarlo, es mejor hacerlo rodar entre las palmas. Y al sacar el cepillo, presionar los laterales del envase.

2- No retirar el exceso de producto

Retirá el exceso de producto del cepillo con un pañuelo de papel antes de ponerte la máscara o corrés el riesgo de que queden grumos sobre las pestañas.

3- Usar el rizador después de la máscara

Debe usarse antes de la máscara, nunca después, porque las pestañas podrían romperse con facilidad.

4- Usar el cepillo con movimientos lineales

Se debe aplicar de la raíz a las puntas de las pestañas y en zig zag para así separar cada una de ellas. Se recomienda que para las inferiores, el cepillo solo se deposite en la raíz y se mueva de un lado a otro, sin llevarlo hasta las puntas y marcando la línea del párpado.

5- Aplicar una sola capa o demasiadas

Aplicá por lo menos dos capas y, si querés, peiná las pestañas con un cepillo entre capa y capa. A más capas, más profundidad en la mirada y sofisticación pero también un look menos natural. Si tus ojos están un poco separados, aplicá más capas en la parte interna de los ojos. En cambio, si están un poco juntos, centrate en las pestañas de los bordes exteriores.

6- Poner máscara solo en una cara de las pestañas

Pasala tanto por encima como por debajo de las pestañas, para darles más intensidad, envolverlas del todo y rizarlas al máximo.

7- Olvidar el rabillo del ojo

No olvides las pestañas que se encuentran en el extremo del ojo y aplicá la máscara siempre hacia fuera, para que la mirada se agrande y alargue. Comenzá por las que se encuentran en la esquina exterior del ojo hasta llegar a las pestañas del lagrimal.

8- Manchar el párpado

Cuando uses máscara, hacelo con un espejo de mano a la altura del pecho. Así bajarás un poco la vista y no rozarás con las pestañas en el párpado. Si ya te manchaste, esperá a que se seque y retiralo con un algodón.

9- Olvidar que la máscara caduca

Es conveniente cambiar de máscara cada seis meses. Si antes de este tiempo la encontrás un poco seca, podés añadir unas gotas de suero fisiológico.

10- No desmaquillarte los ojos

Es esencial. Al hacerlo, comenzá por los ojos y los labios y usá un producto específico. Después seguí con el resto del rostro.

Fuente: Elle

COMENTARIOS