Mundial de Básquet

Mundial de Básquet: el método de alimentación que le cambió la vida a la Selección Argentina

Aceite de palta, cúrcuma y la pelea contra el pantano mental son algunas de las claves para el buen andar del conjunto del Oveja Hernández en China

sábado 7 de septiembre de 2019 - 10:41 am

La Selección Argentina disfruta de un gran presente en el Mundial de Básquet, disputado en China. Más allá de estar preparados basquetbolísticamente, siguiendo las tácticas de Sergio Hernández, es muy importante que los jugadores tengan cierta armonía con su cuerpo y salud, tanto física como mental.

Y ahí, es donde empiezan a tomar protagonismo dos personas muy importante para este equipo: Paulo Maccari, fisioterapeuta y Yolanda Satiuste, bióloga y psiconeuroinmunóloga.

Según un informe que elaboró La Nación, Maccari compartió cómo se cuida cada paso de los jugadores durante el Mundial. "Utilizamos la cúrcuma, que es antinflamatorio, el aceite de coco, el aceite de la palta. No usamos ni un antinflamatorio desde que estamos acá. Pastillas de Omega 3, de vitamina D, de diferentes vitaminas, dependiendo de lo que necesite cada jugador. Cada uno tiene un neceser con sus pastillas"

Estar en China, el otro lado del mundo, complicó algunas cuestiones de logística respecto a la alimentación del equipo, pero se hicieron todos los esfuerzos posibles para no correrse de un libreto que se respeta desde los tiempos de la Generación Dorada.

Ahora es cuando aparece en escena Yolanda Satiuste, la bióloga y psiconeuroinmunóloga que trabaja en Madrid para la Selección Argentina; desde España monitorea cómo se alimenta el equipo en tierras japonesas. Satiuste trabaja junto con Maccari y por mail está en contacto con varios de los integrantes del plantel que trabajan con ella por fuera del seleccionado.

"Tratamos de conocer a la persona, saber dónde están sus retos y los obstáculos. Buscamos mejorar su estado inmunológico. Eso es importante de cara a la nutrición porque todo lo que bebés o comés tiene contacto con nuestro cuerpo y, por lógica, está en contacto con el sistema inmune" explicó Yolanda.

Algunos jugadores van acomodando sus dietas mientras están en sus clubes, pero cuando están en la selección es un poco más rigoroso el cuidado. Satiuste cuenta con detalle: "Juego mucho con los colores. Tu plato no puede ser verde o blanco porque es insípido por muy nutritivo que sea. Tiene que tener rojo, pigmentos amarillos, si no no los tiene, la parte de saciedad cerebral no se consigue. Los lácteos, los cereales, las legumbres son un destrozo para el cuerpo. Incorporamos esas sustancias como habituales, pero eso no quiere decir que sean buenas".

Se los ve a los jugadores tomando algún café en el lobby del hotel, se advierte que otros toman té, no se los ve comer por fuera de los horarios acordados por el staff técnico. Son todos muy cuidadosos. La selección de la Argentina no quiere dejar ningún detalle librado al azar y ya están entre los ocho mejores del Mundial.

 (Fuente: Diego Morini-La Nación)

COMENTARIOS