Economía

La caja de Pandora: ¿cuántos dólares le quedan realmente al Banco Central?

Los incesantes cambios que dispuso en los últimos días para intervenir en el mercado de cambios tuvieron un nuevo capítulo en estas últimas horas, al tomar una medida que afectó a los bancos; manotazos de ahogado ante una situación crítica

viernes 6 de septiembre de 2019 - 9:20 am

En un nuevo manotazo de ahogado, el Banco Central logrará hacerse de los dólares de los exportadores a cambio de títulos “reperfilados”, según se conoció este fin de semana.

La gran preocupación de los banqueros y los CFO de los bancos en estos días es poder determinar cuantos dólares le quedan en caja para poder abastecer una demanda incesante de depositantes, que sedientos por guardarse los dólares bajo su colchón, retiran masivamente sus ahorros de los bancos.

“A este ritmo, me queda para 7 a 9 días, después de eso no me queda un solo dólar”, confesó un CFO de un reconocido Banco a este medio.

No duermen. La situación es “crítica”, reconoce un alto directivo de otra entidad. El Banco Central, a través de su política monetaria, llevo a que los billetes físicos de los bancos se encuentren disponibles en los niveles más bajos que uno tenga memoria.

En ese sentido, por medio de las cámaras bancarias, han solicitado a las principales autoridades del Banco Central que morigeren las asfixiantes normas para poder darle tranquilidad a los depositantes. La respuesta del ente rector ha sido esquiva, ellos solo esperan que la situación se normalice ante unos días de paz cambiaria.

Esta semana, los banqueros amanecieron con una nueva sorpresa normativa. El descontento se hizo notar rápidamente y tuvieron una reunión de urgencia con los directivos del Banco Central para que intenten explicar el porqué de un nuevo torniquete verde.

La nueva norma dispone que los pesos que le ingresen a los bancos por precancelación de préstamos otorgados a exportadores, no podrán ser usados para compra de dólares, cerrando aún más las puertas al acceso de moneda dura a las entidades financieras.

De esta manera, en lugar de reforzar la seguridad de los bancos para garantizar la seguridad de los depósitos de los clientes, el Banco Central obliga a las entidades a hacerse de las viejas conocidas LETES (Letras del tesoro nacional en moneda extranjera); es decir, obliga compulsivamente a los bancos a utilizar esos pesos para obtener un bono “reperfilado”; en otras palabras un bono “defaulteado”.

Para colmo, en las últimas horas, Moody’s calificó como “muy débil” al sistema bancario argentino.

Todas estas medidas de urgencia de política económica y monetaria conllevan a pensar: ¿hasta dónde podrán el gobierno y el Banco Central sostener una economía que está en terapia intensiva con tasas del 85%? ¿Los dólares que hay, permitirán llegar tranquilos a octubre? ¿Vamos camino al triples tres: tres dígitos de tasa, tres dígitos de dólar y tres dígitos de inflación?

COMENTARIOS