Belleza

Tips para restaurar maquillajes rotos

Antes de comprar uno nuevo, probá estos trucos

jueves 12 de septiembre de 2019 - 7:02 am

Con unos pequeños pasos podrás restaurar tu maquillaje estropeado y evitar tener que comprar uno nuevo. Mirá qué hacer en cada caso:

Maquillaje en polvo

– Agarrá los trocitos que puedas con la ayuda de un folio.

– Machacalo con un cuchillo o conviertilo en polvo.

– Si el envase no se rompió, agrega el polvo de nuevo y dejá caer unas gotas de alcohol (debe ser el de uso médico, para tratar heridas).

– Mezclalo todo hasta conseguir una mezcla espesa.

– Con ayuda de una cuchara o de tus dedos, apretá la mezcla y dejala lo más uniforme posible.

– Si hiciera falta, agregá más gotas de alcohol.

– Dejá secar 24 horas.

En caso de que no tengas alcohol, te proponemos otra reparación con vaselina:

– Triturá y molé los polvos que recogiste.

– Añadí vaselina y mezcla bien.

– Cuando obtengas un producto homogéneo, dejalo enfriar en la heladera durante 4 horas o hasta que lo veas compacto.

Esta última técnica evitará que si se vuelve a caer se quiebre con tanta facilidad.

Lápiz de labio

– Introducí las dos mitades en el congelador durante al menos 20 minutos. La parte suelta por un lado y el resto con el estuche.

– Sacalas con cuidado y acercá la llama de un mechero a la parte rota para poder fundirla y pegarla fácilmente a su base. Tomate tu tiempo.

– Una vez que estén las dos partes juntas, asegurate de que se puede cerrar correctamente dentro del estuche. Después meté la barra de nuevo al congelador.

– Lo ideal es que esté entre 10 y 12 horas allí dentro para que las dos partes se sellen perfectamente.

– Sacalo y estará listo para usar en una hora.

Máscara de pestañas

Si entra mucho tiempo en contacto con el aire, este producto tiende a secarse o endurecerse.

– Cerrá muy bien el envase y sumergilo en agua bien caliente por dos minutos.

– Deja que actúe al menos durante dos minutos y luego secalo.

Otro truco consiste en:

– Abrí el frasco y añadí unas gotas de aceite de argán, de almendras o de oliva virgen extra.

– Cerralo y agitá enérgicamente para que se mezcle todo muy bien.

– Abrí de nuevo y ya está listo para usar.

Esmaltes de uñas

Podés añadir unas gotas de acetona. Si lo que te ocurre es que se ha secado el tapón y la rosca, se aconseja que limpies siempre la superficie manchada con ayuda de un algodón y un poco de acetona.

Lápiz de ojos

Es común que a veces dejen de pintar y marcar como deseamos. Si este es tu caso:

– Aplicá un poco de calor para que se ablande la punta pero sin llegar a derretirla. Podés ayudarte con el secador o con el fuego de una vela o mechero.

– Una vez que esté caliente, soplá para que se atempere y listo.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS