Radio

El enojo de Lanata por la dificultad para importar un encendedor

El periodista relató en el pase de ayer con Marcelo Longobardi las dificultades que afrontó para importar un encendedor

sábado 31 de agosto de 2019 - 12:52 pm

El periodista Jorge Lanata anunció durante el habitual pase con Marcelo Longobardi en Radio Mitre que iba a “contar un cuentito”. Entonces, empezó a relatar un episodio donde comenzó a hablar sobre la dificultad que tuvo para importar un encendedor.

“Les voy a contar un cuentito. Se me ocurre, por error, porque soy un idiota, comprar un encendedor por internet. El trámite era normal hasta que en un momento me dicen ‘necesita un importador’. Ya eso me pareció raro. Se lo mando al despachante, unos amigos con los que a veces traigo cuadros. Te matan pero bueno, es su trabajo. Después me llega una carta diciendo que tenía que hacer un trámite en la Secretaría de Industria, adonde yo tenía que declarar que el encendedor era de uso personal. O sea corría el riesgo de quebrar las fábricas de encendedores”, contó ácido.

Tras revelar que aún no logró sacarlo de la aduana, Lanata prosiguió: “Supongamos que el encendedor vale 100 pesos, la boleta dice que tengo que pagar 97 de impuestos. ¿En qué me cobran? Tasa estadística, derecho de importación, IVA, Ganancias y una cosa que es impuestos internos que no aclaran y es como el 40%, más 500 mangos que me cobran mis amigos”.

Siguiedo atentamente el relato del conductor, Logobardi comenzó a leerle todas ls cosas que necesitaba para importar el encendedor, y le avisó que debía pasar por un ente. “¿Un ente? O sea un montón de pelotudos que se reúnen para analizar un encendedor, una manga de inútiles que viven de nosotros. Yo nunca lo tuve porque llegó acá y lo secuestraron.Liberen al encendedor político”, bromeó y apuntó contra Fernando Grasso, el secretario de Industria.

Casi a modo de moraleja y de polémico consejo a sus oyentes, Jorge concluyó: “Contrabandeen. Le pido a la gente que a partir de ahora traigan las cosas de contrabando y listo. Tengo un amigo que trae cosas de contrabando, un importador ‘informal’. Le voy a pedir a mi amigo, que trae un elefante por la Aduana y nadie le dice nada. Le voy a pedir a mi amigo que viene de todos los meses de Nueva York que me traiga 64 encendedores. Se los voy a mandar al secretario de Industria a la casa, que no me acuerdo como se llama. Ah sí, ¡Grasso! Grasso, espere que le van a llegar 63 encendedores por correo”.

COMENTARIOS