Salud

Señales de que podés sufrir una alergia alimentaria

Cuáles son algunos síntomas y cuál es la diferencia con una intolerancia

domingo 8 de septiembre de 2019 - 7:15 am

Los síntomas de una alergia alimentaria suelen aparecer a los pocos minutos (o a las pocas horas) de ingerir el alimento. Algunos de ellos son:

1. Picor en labios y cara

A veces son tan leves que solo provocan picor en la mucosa de la boca y la lengua y enrojecimiento alrededor de los labios. Es lo que se conoce como síndrome de alergia oral. A algunas personas también les escuecen los ojos y los oídos.

2. Te pican las manos

Es una señal de que se puede tratar de una alergia alimentaria grave (también es un síntoma en la alergia por algunos medicamentos) y de que podría empeorar.

No se sabe exactamente la razón, pero se cree que posiblemente ocurre porque los vasos sanguíneos se contraen para compensar los trastornos circulatorios que aparecen en una reacción alérgica grave.

3. Molestias intestinales

Si los síntomas se agravan aparecen náuseas, vómitos, cólicos y diarreas.

4. Puede confundirse con ansiedad

En algunos pacientes se producen mareos y palpitaciones como si estuvieran sufriendo una crisis de ansiedad, cuando en realidad es una respuesta del organismo a ese alimento que provoca la reacción alérgica.

Las alergias alimentarias y las intolerancias alimentarias pueden cursar con síntomas similares, pero se trata de dos afecciones que difieren considerablemente entre sí. Las intolerancias alimentarias, como la intolerancia a la lactosa y la enfermedad celíaca, pueden hacer que una persona se encuentre mal. Pero las alergias alimentarias, no solo pueden hacer que alguien se encuentre mal sino que pueden ocasionar reacciones de riesgo fatal.

Padecer una intolerancia alimentaria involucra que el organismo de la persona no puede digerir correctamente determinado alimento, o determinado alimento irrita el sistema digestivo de la persona.

Entre los síntomas de la intolerancia alimentaria, se incluyen los siguientes: náuseas, gases, retortijones abdominales, diarrea, irritabilidad, nerviosismo y/o dolor de cabeza.

Fuente: Saber vivir

COMENTARIOS