Seguinos en nuestras redes

Policiales

Más de 100 detenidos y 85 armas incautadas en un gran operativo de la Policía Bonaerense

Se llevaron a cabo 46 allanamientos en distintas localidades de la zona sur del conurbano. Participaron 400 efectivos: se secuestraron además drogas, autos y uniformes policiales

Más de cien personas fueron arrestadas en la zona sur del Gran Buenos Aires en el marco de un operativo contra la criminalidad en el que la policía se incautó de 85 armas, distintos tipos de drogas y vestimenta de las fuerzas de seguridad.

[pullquote position=”right”]Más de 100 detenidos y 85 armas incautadas en un gran operativo de la Policía Bonaerense[/pullquote]

El jefe de la Policía bonaerense, comisario Hugo Matzkin, explicó hoy que “más de un centenar de personas quedaron a disposición de la justicia” que luego dispondrá si quedan detenidas.

El funcionario policial indicó también que entre las 85 armas secuestradas había una “escopeta 12,70, el mismo calibre que usan las policías de Argentina” además de otras de 9 milímetros, todas “de alto poder de fuego”.También indicó que había armas de elaboración casera, hechas “con un caño común, pero de calibre 12,70” milímetros.

Matzkin explicó que en el marco de la nueva “estrategia operativa se separó la zona sur en dos ejes, de Quilmes a La Plata y otra que es Lomas de Zamora, Lanús y Avellaneda”, y en esa última área se realizó el megaoperativo. En ese procedimiento, unos 400 agentes policiales realizaron 46 allanamientos en localidades del sur del conurbano.

Allí, según fuentes policiales, secuestraron 85 armas de fuego, drogas, 12 automóviles y uniformes policiales. Respecto de la vestimenta policial, Matzkin señaló que “da la sospecha de que se usaban como estructura celular para llevar adelante el delito”.

En los operativos también se incautaron plantas y semillas de marihuana, motocicletas, cuatriciclos, esposas y hasta un picana eléctrica.

Policiales

Desarticularon una fiesta con drogas en Belgrano R: encontraron un mono encerrado en un armario

El animal se encontraba sin luz, agua, ni ventilación. Hay cuatro imputados. El organizador del festejo fue detenido

Tenso episodio: efectivos de la Policía de la Ciudad de Buenos Aires desarticularon una fiesta radicada en Belgrano R en la que fueron incautadas todo tipo de drogas. Sin embargo, la sorpresa se la llevaron al encontrar un mono encerrado en un armario.

Dicho animal, un primate carayá de al menos cinco años, fue encontrado en completo estado de abandono dentro del mueble, sin luz, agua ni ventilación. Tras ser rescatado, “Coco” está al cuidado de la ONG Pájaros Caídos y bajo revisión veterinaria.

El allanamiento al domicilio ubicado en la calle La Pampa al 3100 se produjo luego vecinos de la zona realizaran reiteradas denuncias por “ruidos molestos”. Fue entonces que el fiscla Maximiliano Vence decidió hacer lugar al pedido.

A continuación, el juzgado nro. 24 a cargo de María Alejandra Doti avaló el procedimiento y dio la orden para que actuase el Cuerpo de Investigaciones Judiciales del Ministerio Público Fiscal de la Ciudad, junto a la Agencia Gubernamental de Control.

Dentro del domicilio había 37 invitados, un DJ y una persona encargada de recepcionar a la gente. Como resultado del allanamiento, el organizador antes mencionado quedó detenido cuando intentó trenzarse a golpes con las fuerzas de seguridad.

Además, cuatro personas fueron imputadas por las contravenciones de ruidos molestos, encubrimiento de actividad bailable. También se las inculpó por haber violado la ley 23737 de drogas tras hallarse envoltorios de estupefacientes fraccionados.

Los mismos podrían contraer cocaína y/o ketamina aunque todavía se aguarda el análisis para poder determinar su tipo. Con respecto al mono hallado, y según el sitio Infobae, debido a las condiciones en las que vivía, tiene una atrofia muscular.

Conocida como Tetraparesia, afecta su movilidad en las cuatro patas. Además, le faltan algunas piezas dentales, entre ellas, los dos colmillos que son fundamentales para un mono de este tipo por el tipo de alimentación que tienen.

Continuar leyendo

Policiales

Habló el tío de Lucio Dupuy: “Fue víctima de un crimen de odio por el enojo de la madre contra nosotros”

Maximiliano Dupuy contó que la madre de Lucio no permitía que el niño los visitara, luego de dirimirse la tutela del pequeño

El asesinato de Lucio Dupuy no deja de conmover al país entero. En esta oportunidad, habló el tío del niño de cinco años que perdió la vida después de una feroz tortura en manos de su madre, Magdalena Espósito Valenti, y la novia, Abigail Páez.

En declaraciones a A24, Maximiliano Dupuy, hermano del padre de Lucio, explicó las circunstancias familiares que rodeaban al pequeño y apuntó duramente contra Espósito: “nos lo sacó para reclamar dinero, las asignaciones y el IFE”.

Más tarde criticó al sistema judicial ante las reiteradas denuncias que presentó la familia, y que, sin tomar prueba alguna, eran rechazadas en la comisaría bajo el argumento de que la custodia de la madre era lo mejor. Por el contrario, agradeció a los medios de comunicación la amplia cobertura. “Hay muchísima gente que se ha pegado a nuestro dolor, que ha sentido a Lucio como un hijo, como un nieto y como un sobrino. La verdad que la muestra de afecto de la gente ha sido sorprendente”, comentó.

Entonces explicó cómo fueron los últimos años de Lucio, cuando la dinámica familiar empezó a cambiar. “Cuando Magdalena y mi hermano (Cristian, padre de Lucio) deciden separarse, él estaba en Luján y ella decidió irse a Santa Rosa. Entonces Magdalena empieza a ir y venir desde Santa Rosa a General Pico, dejaba al nene tres o cuatro días, y ahí él se quedaba con nosotros o con los abuelos”, recordó. “Lucio no tenía un hogar fijo”, subrayó. Esa situación se prolongó por al menos dos años.

Ante la consulta por la actitud de desenfrenada violencia de Espósito y Páez, Maximiliano explicó: “fue víctima de un crimen de odio, por enojo de la madre contra nosotros, contra mi hermano”. Y añadió: “Cuando Lucio venía a Pico, una de las cosas que ella le pedía a Cristian era que no nos viera a nosotros”.

Sin embargo, dijo que “llegar a este nivel de agresión y lo que cometieron jamás lo pensamos. Yo he hablado con amigas de ella y todos están sorprendidos del cambio que tuvo Magdalena. Las personas cercanas a ella no pueden creer lo que ha pasado”, deslizó.

Continuar leyendo

Policiales

Baño de sangre en Rosario: encuentran el cuerpo de una mujer con 33 orificios de bala

Los cadáveres de una pareja fueron encontrados cerca de la ruta 34; en lo que va del año se superaron los 200 crímenes

En una ciudad en manos del crimen organizado, un nuevo asesinato vuelve a sacudir a Rosario por la brutalidad perpetrada: los cadáveres de un hombre y una mujer fueron hallados en un descampado de la zona noroeste de Rosario, cercano a la ruta 34.

Según las pericias policiales, el masculino- de entre 30 y 40 años -, presentó dos heridas propinadas por armas de fuego; una en la nuca, por lo que se desprende que fue ejecutado. Pero, el cuerpo de la mujer llamó más la atención a los investigadores: presentó 33 orificios de bala en distintos lugares del cuerpo, de lo que se infiere que la asesinaron con no menos de 15 disparos.

El fiscal de Homicidios Gastón Avila confirmó que en virtud de la falta de material balístico en el lugar no fueron ejecutados allí. En el descampado arrojaron sus cuerpos.

El doble crimen fue descubierto en inmediaciones de la avenida Suárez y la colectora Juan Pablo II de la circunvalación. Aproximadamente a unos 15 metros al norte de un predio del Instituto de Sanidad Animal (Imusa). Los cuerpos estaban cubiertos por trozos de frazadas, un nylon grande y hasta una alfombra de un auto.

“100 mil pesos por mes o los matamos a todos”

En paralelo, en el centro de Rosario otro hecho estremeció a la Ciudad: el sábado, el frente de las oficinas donde funciona la empresa agropecuaria Ganados Remates SRL fue baleado. Además los agresores dejaron un mensaje escrito en el que reclamaron una importante suma de dinero para no continuar con los ataques.

“100 mil pesos por mes o los matamos a todos. Los vamos a llamar”, se podía leer en el cartel que dejaron en el local ubicado sobre la calle San Juan al 957, el cual estaba firmado por la banda narco “Los Monos”, una de las más conocidas y temidas de esta ciudad.

Efectivos policiales de la comisaría segunda de esta ciudad se acercaron hasta el inmueble afectado y encontraron algunos de los vidrios perforados por los balazos, además de varias vainas servidas que correspondían a un arma de fugo de calibre 9 milímetros.

La seguridad pública en la ciudad atraviesa un momento crítico. En lo que va del año, según cifras oficiales, se superaron los 200 crímenes y la Justicia en promedio llegó a acumular hasta 20 consultas de ataques a tiros por semana, según informó la fiscal Valeria Haurigot, parte de la Unidad de Investigación y Juicio especializada en balaceras, creada por la cantidad de hechos de estas características.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR