Salud

Cuáles son los efectos del alcohol en el sistema nervioso

Qué pasa puntualmente con esta parte del organismo durante la ingesta

lunes 2 de septiembre de 2019 - 7:32 am

El alcohol es una droga que está legalizada y aceptada socialmente. Es un tóxico que puede provocar alteraciones en todos nuestros sistemas. De hecho, hay muchas enfermedades que están relacionadas con la ingesta crónica de esta sustancia.

En lo que respecta puntualmente a los efectos en el sistema nervioso se pueden producir tanto de forma aguda como crónica. La cantidad ingerida y el tiempo que se mantiene esta situación son determinantes. De forma general, distinguimos entre la intoxicación aguda y el alcoholismo crónico.

La intoxicación aguda se produce cuando, en un periodo corto de tiempo, se ingieren cantidades muy grandes. Al principio produce síntomas agradables, como la desinhibición. Muchas personas se vuelven agresivas e irritables.

Puede causar un coma etílico. Es un estado de pérdida de consciencia debido a esta sustancia que puede llegar a poner en riesgo la vida. Además es un depresor de nuestro sistema respiratorio. Esto quiere decir que, en estos casos, se puede llegar a producir la muerte por un fallo en la respiración.

El alcoholismo se produce cuando la persona siente una necesidad imperiosa de ingerir alcohol que la conduce a hacerlo constantemente. Es capaz de producir dependencia física. Esto hace que sufran síntomas de abstinencia cuando no pueden tomarlo.

Se asocia a otros procesos que, al combinarse, hacen que se desarrollen ciertos trastornos neurológicos graves. Estas circunstancias son:

- La mayoría de los alcohólicos tienen déficits nutricionales y carencia de vitaminas.

- Se afectan otros órganos como el hígado. Estudios demuestran que la degeneración hepática puede causar daños en el sistema nervioso.

- Es común que se produzcan golpes y traumatismos craneales a causa de los efectos del alcohol. Esto puede provocar hematomas y hemorragias en el cerebro que también van deteriorando su funcionamiento.

Las enfermedades neurológicas

Demencia

Se sufre un deterioro de todas sus funciones cognitivas, como la memoria y las habilidades sociales. La persona pierde la capacidad de realizar actividades complejas. También puede provocar cambios en su personalidad y en su estado de ánimo.

Degeneración del cerebelo

El cerebelo es una parte de nuestro sistema nervioso que se encarga de la coordinación muscular y otros movimientos que realizamos involuntariamente. Alrededor de un 50 % de los alcohólicos tienen dificultades para hablar, caminar e incluso comienzan a tener temblores.

Polineuropatía alcohólica

Algunos nervios se degeneran y no pueden mantener correctamente sus funciones. Se asocia a una carencia de vitaminas secundaria a la ingesta de alcohol.

Se comienza a perder fuerza de sus extremidades gradualmente. Además, sienten parestesias (sensación de cosquilleo en la piel) y dolor en esas mismas extremidades. Al final, afecta a la forma de caminar.

Síndrome de Wernicke-Korsakoff

Esta patología produce una alteración de la conciencia que puede llegar hasta el coma. Está causada porque el cerebro no metaboliza correctamente la glucosa y se acumulan ciertas sustancias tóxicas en él.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS