Seguinos en nuestras redes

Mundo

Perdonó al asesino de su hijo cuando estaba a punto de ser ahorcado

Los padres de un joven asesinado en una pelea callejera irrumpieron la ejecución del asesino segundos antes de que fuera colgado frente a una gran multitud

Tuvo lugar en Irán, donde la horca todavía es aceptada como una forma pública de ejecución. La agencia de noticias semi-oficial ISNA identificó al hombre que iba a ser colgado como Balal. En el 2007, a los 19 años, él asesinó a Abdollah Hosseinzadeh de 17 años, según informó ISNA.

Los dos tuvieron una pelea callejera y Balal sacó un cuchillo de cocina, apuñalando a Abdollah. La familia de la víctima cree que Balal no tenía intención de matar a su hijo, dijo el reporte.

Arash Khamooshi, fotógrafo de ISNA, estuvo allí cuando la gente se reunió en el norte de la ciudad de Noor, cerca del Mar Caspio en la Provincia de Mazdanaran, antes del amanecer.

Una de las fotos de Khamooshi muestra a la madre de Balal, Koukab, sentada en el suelo antes que su hijo saliera. “Ella ya no tenía energía”, dijo Khamooshi. Ella estaba “resignada al hecho que ella perdería a su hijo. Fue muy conmovedor”.

Balal salió. Su cabeza estaba cubierta, y la soga estaba alrededor de su cuello. El hombre estaba gritando y orando en voz alta antes de quedarse totalmente en silencio”, dijo Khamooshi de “Connect the World” de CNN.

La familia de la víctima salió, y su madre, Maryam Hosseinzadeh, se dirigió a la multitud. Ella dijo que ella había estado viviendo una pesadilla desde que perdió a su hijo y que no podía pedirse a sí misma que perdonara al asesino, agregó Khamooshi.

Luego ella caminó hacia Balal y pidió una silla para pararse sobre de ella. Se subió y abofeteó a Balal y dijo “perdonado”. Ella y el padre de Abdollah le quitaron la soga.

La familia de Balal se apresuró, los abrazó y les agradecieron lo que habían hecho.

“Yo no sé cómo tomé estas fotos” dijo Khamooshi. “Supongo que fue el poder de la cámara que te permite enfocarte. Ésa es la única razón por la que no me quebranté y lloré”.

Latinoamérica

El régimen de Nicolás Maduro expulsó a los observadores electorales de la Unión Europea

Tras acusarlos de ser “espías”, el chavismo les negó la extensión de sus visas y deberán abandonar el país en las próximas horas; su trabajo terminaba el 13 de diciembre

Las elecciones del 21 de noviembre en Venezuela, marcaron en la previa una señal del chavismo a la comunidad internacional al garantizar ciertas condiciones para que participara la oposición y que contaron con la vuelta de veedores internacionales. Sin embargo, dos semanas después se cae la pantalla democrática que habían intentado mostrar luego de que el régimen echara del país a los Observadores electorales de la Unión Europea que iban a estar hasta el próximo 13 de diciembre.

De acuerdo a la fuente consultada por Bloomberg, recibieron una orden de salida del país del Ministerio de Relaciones Exteriores y del Consejo Nacional Electoral (CNE). Ni el ministerio ni el consejo electoral respondieron a los mensajes en busca de comentarios.

El grupo había planeado estar en el país hasta el 13 de diciembre, según un cronograma previamente acordado con el consejo y autorizado por el régimen de Maduro. Pero las tensiones comenzaron a crecer en el período previo a las elecciones cuando Maduro desestimó sus hallazgos. Tres días después de los comicios, Isabel Santos, jefa de la misión observadora de la Unión Europea en Venezuela, publicó un informe preliminar donde denunciaba “falta de independencia judicial y la no adherencia al estado de derecho”.

Fue desde ese punto en el que las relaciones entre la misión y el régimen chavista se rompieran completamente. Horas más tarde, el dictador Nicolás Maduro, los acusó de ser “espías”.

La Unión Europea envió a 130 personas para supervisar la votación, su primera delegación en 15 años. Si bien la mayoría de los observadores ya se fueron, los que permanecieron se encontraban haciendo entrevistas, dando seguimiento a las impugnaciones al proceso electoral de candidatos y partidos, y recopilando información para un informe final que planean publicar a principios de febrero.

La maniobra para que abandonen el país ocurre mientras en el estado de Barinas, el Tribunal Supremo de Justicia ordenó la repitición de los comicios luego de que los resultados arrojaran un ajustado resultado en favor del opositor por la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Freddy Superlano.

A su vez, en otro acto de violación a los principios democráticos, agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) detuvieron a Omar Fernández el pasado 26 de noviembre, elegido el domingo último para asumir como alcalde del municipio Arzobispo Chacón en Canagua (Mérida).

Continuar leyendo

Norteamérica

Alec Baldwin niega haber disparado el arma que causó la tragedia en el set de la película “Rust”

El actor rompió el silencio en una entrevista televisiva donde se refirió a la muerte de la directora de fotografía Halyna Hutchins

Alec Baldwin aseguró que él nunca apretó el gatillo de la pistola con la que mató de forma accidental a la directora de fotografía Halyna Hutchins durante el rodaje del filme “Rust” en octubre.

“El gatillo no fue apretado. Yo no apreté el gatillo”, dijo el actor en un reportaje para la cadena ABC, difundida por las redes sociales.

“Nunca apuntaría con un arma a nadie y apretaría el gatillo, nunca”, declaró el protagonista en un fragmento adelantado de la entrevista que se emitirá el jueves.

En este avance de la entrevista, Baldwin no aporta más detalles sobre si la pistola se disparó sola ni describe el accidente, aunque sí asegura que no podía imaginar que hubiera munición real en el estudio.

“Alguien puso munición real en esa pistola, una bala que ni siquiera debía estar en el edificio”, añadió. El artista, que también ejercía de productor en el filme, rompió a llorar al hablar de la muerte de Hutchins: “No me parece real”, aseguró.

Era alguien “querida y admirada por todos los que trabajaban con ella”, recordó. Hasta ahora solo había hablado públicamente a través de Twitter para comunicar que estaba “devastado” y colaborando con la investigación policial.

Las declaraciones de Baldwin llegan luego de que los investigadores del estado de Nuevo México (EE.UU.) ordenaran el registro de la empresa que suministró la munición y las armas para el rodaje del filme.

Continuar leyendo

Latinoamérica

“Súper Bigote”: el dibujo animado en el que Nicolás Maduro lucha contra el “imperialismo norteamericano”

En la caricatura (comiquita, como lo llaman en Venezuela), el mandatario convertido en superhéroe enfrenta un sabotaje eléctrico organizado desde la Casa Blanca

La cadena de televisión estatal venezolana VTV transmitió fragmentos de “Súper Bigote”, un dibujo animado inspirado en la figura de Nicolás Maduro en su enfrentamiento con los Estados Unidos.

En la caricatura (comiquita, como lo llaman en Venezuela), que parece más bien una suerte de burla a la dramática realidad que atraviesan los venezolanos dentro y fuera del país, muestran una escena en la que en medio de una operación en un centro médico, se va la luz interrumpiendo la cirugía.

Es en ese momento cuando el personaje muy poco original, aparece vistiendo un traje rojo, color característico del chavismo, junto con una capa color azul, y por si fuera poco, tiene con la ropa interior por fuera del traje, tal y como los personajes de los comics estadounidenses. Además, posee una figura esbelta, muy distante a la del obeso dictador chavista.

El slogan del comic es: “Con su mano de hierro”, una frase que Maduro solía repetir cuando asumió el poder en 2013 y con la que amenazaba a todo aquel que subestimaba su capacidad de dirigir el Ejecutivo tras la muerte de Hugo Chávez. “Gobernaré con mano de hierro”, sentenciaba para atemorizar y vaticinar lo que sería la principal característica de su férrea dictadura.

En el segmento pretenden hacer alusión a que el corte eléctrico se debe a un saboteo perpetrado por dos personajes que representan a los dirigentes opositores Julio Borges, del partido Primero Justicia (PJ) y Henry Ramos Allup de Acción Democrática (AD) a quien le imitan la voz y en tono de villano dice “ahora sí lo vamos a tumbar”.

Maduro habló por primera vez de “Súper Bigote” en 2019, cuando durante una cadena nacional de radio y televisión, después de haber sido acusado por el entonces presidente de Ecuador, Lenín Moreno, de estar detrás de las protestas en su país, el dictador socialista aseguró no ser Superman, sino más bien “Súper Bigote”.

La transmisión del dibujo animado en VTV causó revuelo en las redes sociales, donde ha habido reacciones diversas.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR