Salud

Qué remedios caseros sirven para cada tipo de tos

Aprendé a diferenciarlas y en base a eso qué tratamiento usar

domingo 25 de agosto de 2019 - 7:05 am

Si tenés tos, antes de tomar algo, es clave distinguir bien qué tipo tenés y qué puede significar, y, si es muy molesta, consultar con el médico o el farmacéutico.

Tos seca

Te pica mucho la garganta, no tenés mocos y no parás de toser. Al acostarte se intensifica y no podés dormir de lo que te pica. Tus vías respiratorias están irritadas, pero no hay una sensación de tener el pecho cargado. Los jarabes antitusivos pueden ayudarte.

Remedios caseros

– Bebé mucha agua.

– Usá dos almohadones para dormir, ya que estar algo incorporado te ayudará a toser menos.

– Poné una cebolla cortada junto al cabezal de la cama.

– Echá unas gotitas de aceite esencial de tomillo al almohadón.

– Convienen los productos con malva, amapola, gordolobo, llantén o drosera, ya que contienen mucílagos, sustancia vegetal viscosa que ayuda a hidratar tu garganta.

Tos productiva

Cuando hay mucosidad, es la tos que sirve para limpiar las vías respiratorias y la garganta. Suena cargada y arrastra sustancia. Lo que necesitás es expectorar el moco. Los jarabes antitusivos no sirven, pero sí los mucolíticos y expectorantes.

Remedios caseros

– Bebé mucha agua.

– El eucalipto ayuda a fluidificar la mucosidad y que sea más fácil expulsarla. Además es antiinflamatorio. Usá el aceite esencial en un humidificador o, si hacés vahos, añadí directamente la hoja de la planta.

– Tirate de barriga en la cama dejando colgar la parte superior del tronco. Tosé con la frente apoyada en el suelo para facilitar la expulsión.

¿Cuando acudir al médico?

Tos aguda de la gripe

Acompaña la congestión y el malestar general propios de procesos infecciosos de corta duración de vías respiratorias altas o bajas, como una gripe o resfriado, suele durar una o dos semanas. Cuando va más allá de este tiempo, hay que consultar con el médico.

Tos por alergia

Es irregular y va acompañada de estornudos, lagrimeo o secreción nasal. En este caso, el médico puede pedir una prueba de alergia para ver cuál es la causa y poder tratarla.

Tos crónica

Cuando no desaparece en 2 o 3 semanas, se hace más intensa o aparecen síntomas como esputos de sangre o ahogos, hay que ir rápidamente al médico, ya que puede deberse a una infección respiratoria, al asma, a una EPOC –es una enfermedad pulmonar que dificulta el paso del aire y la llegada del oxígeno a la sangre– o a un tumor.

Tos débil

Es igual de importante. La tos de personas con enfermedades musculares o patologías obstructivas pulmonares es “débil”, pero nunca hay que minusvalorarla, porque precisamente por ello tienen mucho más riesgo de sufrir una neumonía, por ejemplo.

Algunos fármacos para tratar la tensión arterial alta tienen como efecto secundario la tos persistente, que desaparece al dejar de tomarlos. Consultá con el médico si te pasa, no los suspendas por tu cuenta.

Fuente: Clara

COMENTARIOS