Copa Libertadores

Con dos goles de penal, River venció a Cerro Porteño en el Monumental

Nacho Fernández y Santos Borré anotaron los tantos, uno en cada tiempo. El árbitro Carrillo y el VAR tuvieron el protagonismo en la noche

jueves 22 de agosto de 2019 - 5:59 am

River se quedó con el choque de ida de los cuartos de final de Copa Libertadores. Venció 2-0 a Cerro Porteño en el Monumental con dos penales y sacó una buena ventaja para el desquite en Paraguay.

Nacho Fernández y Rafael Santos Borré marcaron los goles, uno en cada tiempo. Los de Nuñez fueron superiores a su rival, pero los protagonistas de la noche fueron el árbitro Carrillo y, como ya es habitual, el VAR.

El Millonario fue amplio dominador del juego durante los primeros 45 minutos, ejerciendo una presión bien arriba casi constante, una marca ya registrada en el equipo de Gallardo. Sin embargo, el partido se desvirtuó ni bien comenzó.

Cualquier idea pensada en la previa se desmoronó antes de los 10 minutos por el penal que tuvo el equipo local. Una plancha a De la Cruz, con la intervención del VAR, hizo que el árbitro Carrillo pite la pena máxima. Nacho Fernández cambió falta por gol.

Los argentinos tuvieron claras situaciones para aumentar la ventaja. Del lado de los Guaraníes no hubo mucho fútbol, estuvieron incómodos en la cancha y varios apostaron al juego brusco. Las pulsaciones estuvieron bien arriba hasta el pitazo del entretiempo.

Russo rearmó la estrategia en los vestuarios y el Ciclón equilibró el trámite del partido en el complemento. El ritmo del juego bajó sustancialmente, adrede por el equipo paraguayo.

En ese contexto, el conjunto visitante pasó unos primeros minutos tranquilos y se adelantó en la cancha. El pecado fue no haber generado peligro, apenas un cabezazo de Haedo Valdez que se fue desviado.

Pasó la primavera para Cerro y River volvió a meterse en partido y la intensidad se corrió a favor del equipo local. En el final terminó siendo igual que el primer tiempo. Fernández aumentó la ventaja, pero correctamente el VAR anuló el grito del ex Gimnasia por una mano previa de Suárez.

Cabeza dura, el equipo de Gallardo siguió buscando y encontró otro penal tras una habilitación de Milton Casco, la figura de la cancha que terminó ovacionado. El lateral se paró de enganche y dejó mano a mano a Palacios; Carrizo lo bajó y Carrillo volvió a señalar el punto penal.

Santos Borré se hizo cargo de la ejecución y estampó el 2-0 final. River jugará el próximo jueves en Asunción, sin Enzo Pérez, pero con la ventaja conseguida en la ida y con el peligro de marcar de visitante.

Los caminos están dados para un nuevo Superclásico copero, esta vez en semifinales.

COMENTARIOS