Sociedad

La respuesta viral de un “villero” a una mujer que lo discriminó por su apariencia

El protagonista de la respuesta viral es Lautaro Guzmán, quien viajaba en tren hacia su trabajo cuando una madre, con un comentario despectivo, le dijo a su hija que no se sentara a su lado

miércoles 21 de agosto de 2019 - 4:38 pm

“La gente va por la vida juzgando por las apariencias. Acá el ‘villero’ con el que no me siento en el tren. Señora, ojalá nunca necesite de mí, porque para su fortuna la voy a ayudar traiga la ropa que traiga”.

Este mensaje escueto, pero potente, tiene una historia detrás, protagonizada por Lautaro Guzmán, de 22 años. El joven es enfermero y fue víctima de un acto de discriminación por parte de una mujer que viajaba con su hija en el tren de la línea Roca. La pequeña se sentó junto a Lautaro hasta que fue advertida por su madre: “Ella estaba chocha porque había encontrado un asiento vacío, pero la señora la agarró la mano y se la llevó. ‘Vení para acá -le dijo-, ¿cómo te vas a sentar con ese villero?’. No me lo olvido más”, contó el joven en una reciente entrevista.

Al llegar a su trabajo -en el área de Unidad Coronaria de la Clínica Avellaneda- ya eran cerca de las 20 horas de ese 5 de agosto. Allí se encontró con una compañera de trabajo a la que le contó lo sucedido y la chica le recomendó que hiciera un descargo en las redes sociales contando lo ocurrido.

Lautaro dijo que lo puso “por poner” y que ni siquiera pensó lo que había escrito, pero rápidamente su foto y su mensaje habían sido compartidos por 78.000 usuario de Facebook. “Ese día no dormí. Me empezaron a llegar mensajes y felicitaciones por todos lados. Me pareció una locura todo lo que pasó”, confesó en diálogo con Infobae.

La compañera de trabajo que le dio la idea del descargo, a su vez, le tomó una foto donde muestra a Lautaro con la ropa para ir a trabajar y otra donde se lo ve con el ambo de enfermero. “Al principio no le di mucha importancia -narró Lautaro-. No me pareció nada grave, era solo el comentario de una señora equivocada. Después me puse a pensar un poco en el prejuicio. Sentí un poco de bronca cuando llegué a mi trabajo y me cambié la ropa. Se terminó enterando todo el mundo, desde los médicos hasta el director de mi clínica. Y me apoyaron porque saben quién soy”, explicó.

COMENTARIOS