Policiales

Quién era el hombre que murió después recibir una patada de un policía

Jorge Martín Gómez tenía 40 años y trabajaba en un taller de relojería de taxis. El oficial de la Policía de la Ciudad se ecuentra detenido y está siendo investigado por homicidio culposo 

martes 20 de agosto de 2019 - 4:54 pm

Ayer por la tarde se dio a conocer el vídeo de las cámaras de seguridad del barrio porteño de San Cristóbal en que se ve cómo un efectivo de la Policía de la Ciudad le propició una patada en el pecho a un hombre que había sido denunciado por “obstruir” el tránsito, produciendo que éste caiga contra el asfalto y se de un golpe fuerte en la cabeza. El hombre recibió asistencia médica en el momento pero murió al poco tiempo en una guardia de hospital. 

Se trata de Jorge Martín Gómez, de 40 años. Un señor que trabajaba en un taller de relojería de taxis a tres cuadras de donde sucedió el hecho.

La versión que tenemos es que mi sobrino estaba alcoholizado y se ve clarito en el video que viene divagando. En el momento, un policía que le da la voz de alto y pone las manos atrás, no le dice nada, no había motivos para la patada que le pegó. Dicen que mi sobrino tenía un cuchillo pero no nos consta que hayan secuestrado ningún arma blanca”, expresó Segundo Gómez, tío de la víctima.

En ese sentido, dijo que el hombre solía tener problemas de adicciones, aunque “hace más de dos años que está bien”. “Mi hermano tenía un taller de relojería de taxis con mi otro sobrino. Además, tenía una moto y a la noche hacía trabajos de delivery. Estuvo en rehabilitación pero andaba bien, ya trabajó en un restaurante en Abasto”, contó.

El oficial de la Policía de la Ciudad está detenido e investigado por homicidio culposo por el hecho ocurrido en Carlos Calvo al 2600. Según fuentes, el hombre estaba “interrumpiendo el tránsito”.

Marcelo D’Alessandro, secretario de Justicia y Seguridad porteño, informó que “se le dio una patada para mantener distancia, para luego reducirlo. “Vista así, la imagen es muy brutal. Pero también lo es andar por la calle con un cuchillo, donde cualquier madre con una criatura podría haber sido lastimada y la situación hubiera sido otra”, explicó.

COMENTARIOS