Se la pasaba en Netflix

Robert De Niro demandó a una ex-empleada por ver 55 capítulos de Friends

Una compañía propiedad del actor demandó a una ex ejecutiva por no haber trabajado. Eso incluye pasar gran cantidad de tiempo en Netflix e imputarle gastos personales a la empresa

martes 20 de agosto de 2019 - 3:23 pm

El actor Robert De Niro demandó a una ex empleada por “sabotaje corporativo” tras acusarla, entre otras cosas, de ver en su oficina 55 capítulos de la serie “Friends” a lo largo de cuatro días mientras se suponía que debía estar trabajando y de utilizarle las millas de vuelo que pertenecían al actor.

La demanda de la empresa Canal Productions, perteneciente al actor, es contra Chase Robinson, quien había sido contratada para ser asistente personal del actor en 2008. A partir de allí comenzó a escalar en la compañía, a tal punto que llegó a ser promovida a “vicepresidenta de producciones y finanzas”. En 2019, llegó a cobrar 300 mil dólares anuales.

Sin embargo, en abril pasado Robinson dejó la compañía y comenzaron a aparecer acusaciones. Según informó la revista Variety, la mujer “raramente iba a la oficina”, y cuando lo hacía se la pasaba viendo Netflix: durante cuatro días de enero de este año llegó a ver 55 capítulos de Friends. En uno de esos días, además, almorzó un costoso caviar y cenó en Paola’s, uno de los restoranes más exclusivos de Nueva York. Ambos gastos fueron a parar a la tarjeta corporativa de la empresa.

“Ver programas en Netflix no formaba parte ni estaba relacionado con los deberes y responsabilidades del empleo de Robinson (…) Lo hacía para su entretenimiento personal, diversión y placer en momentos en que le pagaban por trabajar”, explicó la demanda presentada en la Corte de Nueva York (Estados Unidos).

A lo largo de dos años, esta ex empleada gastó 12.696.65 de dólares en cargos no autorizados en el restorán Paola’s, además de 8.923.20 de esta misma moneda en Dean y Deluca y Whole Foods (ambas reconocidas tiendas de comida). ¿Más? Despilfarró 32 mil dólares en Ubers y taxis y hasta le usó las millas de vuelo que tenía acumuladas el actor para viajes personales.

En su mail de renuncia, la ex empleada minimizó los gastos que supuestamente había realizado y definió todas las acusaciones como “ridículas”.

COMENTARIOS