Psicología

Cuáles son los rasgos psicológicos de un maltratador

Cómo reconocerlo según su personalidad y actitudes

miércoles 21 de agosto de 2019 - 7:21 am

Existen diversas características y rasgos psicológicos que describen a un maltratador, pero sin embargo, no pueden generalizarlas a todos categóricamente, ya que principalmente el tipo de daño que pretende ejercer no siempre será el mismo y por esto sus perfiles y rasgos también se diferencian.

La característica principal que los define es que éstos han adquirido el hábito de maltratar y lo consideran algo “normal” a la hora de relacionarse con los demás. Son personas con problemas para tener relaciones sanas con ellos mismos y con el resto, ya que su objetivo fundamental es infringir daño y de esto realmente obtienen satisfacción.

Cuando hablamos de hombres o mujeres maltratadoras podemos estar refiriéndonos a los que maltratan a su pareja, su familia o los que son violentos en general.

Los siguientes rasgos comunes no tienen por qué cumplirse todos y pueden incluso presentarse otros que no se encuentran mencionados.

– La depresión: Es uno de los rasgos más marcados, ya que suelen tener un estado de depresión oculto y del cual no hablan ni intentan tratar de forma profesional.

– Son inseguros: En los diferentes ambientes de su vida, social, laboral, familiar y de pareja. Intenta constantemente culpar a alguien más de sus propios defectos y errores para no tener que enfrentarlos. Esto lo hace en su intento para fortalecer su personalidad y autoestima débil.

– Inestabilidad: Los diferentes rasgos del maltratador lo hacen ser alguien sumamente inestable, ya que puede verse afectado por problemas económicos, de alcoholismo y drogas, problemas familiares, sociales o de pareja; que pueden detonar comportamientos violentos en cualquier momento.

– Infancia de rechazo afectivo: Estudios demuestran que los maltratadores han tenido experiencias en su infancia en el núcleo familiar donde ha sido rechazado de forma afectiva. Esto les ocasionó severos problemas en su adultez ya que estas acciones lograron crear incluso trastornos psicológicos.

– Narcisismo: Son completamente cerrados a un único pensamiento y es el de ellos mismos. No ceden ante nuevas formas de pensar y se ciegan a creer simplemente en su pensamiento.

El maltratador suele ir graduando sus niveles de maltrato, control y daño hacia sus víctimas, es decir, suele comenzar ejerciendo solo maltrato psicológico y leve y luego intensifica sus acciones hasta poder convertirse en un maltratador físico e inclusive  sexual, ya que su objetivo siempre será ejercer control total sobre su víctima fijada.

Fuente: La vida lúcida

COMENTARIOS