Salud

Balanitis: qué hombres tienen más riesgos de sufrirla

Cuáles son los síntomas más frecuentes de esta inflamación del glande

martes 20 de agosto de 2019 - 7:16 am

La balanitis es la inflamación del glande en el hombre o, de manera menos frecuente, del clítoris en la mujer. Si también se inflama el prepucio, se produce balanopostitis, aunque el término balanitis se utiliza a menudo para referirse a ambos casos.

Dentro de los diferentes factores de riesgo que hacen más probable su aparición se encuentran:

– Diabetes mellitus.

– Mala higiene genital.

– Fimosis o prepucio redundante.

– Exposición a irritantes.

– Relaciones sexuales de riesgo.

– Infecciones de transmisión sexual (ITS).

– Inmunosupresión.

– Cáncer de pene.

Síntomas más evidentes

– Edema y eritema (enrojecimiento) balanoprepucial. Puede acompañarse de escozor o dolor.

– Secreción uretral, que a veces es maloliente.

– En ocasiones aparecen llagas rojas en el glande.

– Ulceraciones, aunque son infrecuentes.

– Secreción acumulada en el surco balano-prepucial.

– Imposibilidad de retraer el prepucio.

– Disuria (dolor al orinar) y dificultad ficcional, derivados de la irritación crónica.

– Estenosis (estrechez) meatal, en caso de balanitis xerótica obliterante.

El paciente tendría que acudir al médico especialista si aparece dolor o picor en el glande y/o prepucio o cuando al explorarse se observe inflamación, enrojecimiento o llagas y/o verrugas en el pene.

En caso de padecer balanitis, los síntomas que produce pueden empeorar con las relaciones sexuales. Incluso el látex puede generar más irritación. Es recomendable llevar a cabo el tratamiento médico prescrito por el especialista y esperar a que remitan los síntomas antes de retomar la actividad.

Es necesario descartar la presencia de infecciones de transmisión sexual dada su asociación con la balanitis. Finalmente, en el caso de la candidiásica, se necesita tratar también a la pareja si también la padece; puesto que, de lo contrario, corremos el riesgo de padecer balanitis recurrentes.

La mayoría de las balanitis desaparecen rápidamente (entre 1 y 7 días después) con el tratamiento adecuado, aunque en algunos casos puede reaparecer. La gran parte de casos no precisan cirugía. Si el cuadro evoluciona más de una semana sin tratamiento, se puede complicar con presencia de úlceras, inflamación o edema y exudado blanquecino maloliente (purulento).

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS