Salud

Cinco problemas que genera el uso incorrecto del celular

Si bien es una herramienta que nos facilita muchas cosas, también debemos tener ciertos recaudos

martes 20 de agosto de 2019 - 7:47 am

Los teléfonos celulares se han convertido en parte de nuestra vida hace años y hasta a veces parecen una extensión de nuestro cuerpo. Sin embargo, aunque facilite muchas cosas, el uso excesivo estaría generando importantes daños en nuestra salud a largo plazo.

1. Cáncer y tumores:

Aunque aún no está comprobado, muchos expertos aseguran que la radiación no ionizante desde las antenas de los teléfonos celulares puede ser la responsable de la aparición de tumores malignos (como gliomas) o benignos (como neuromas acústicos).

El contacto constante con este tipo de radiación puede dañar partes del cuerpo con las que el teléfono celular tiene un contacto más cercano, como la cabeza y el pecho. Por esta razón, los expertos recomiendan dejarlo por lo menos a 3 metros de distancia mientras se duerme.

2. Problemas de cuello y mala postura:

Los dolores de espalda y cabeza a causa de las malas posturas, se han acrecentado desde que la gente usa celular, lo cual la lleva a torcer el cuello al mirar la pantalla por horas. Inclinar la cabeza hacia adelante durante un tiempo prolongado estaría generando que el cuello realice una fuerza que sobrecarga la columna vertebral.

3. Desordenes del sueño

Los dispositivos estarían provocando problemas de sueño cuando se usan por lo menos dos horas antes de irse a dormir.La luz azul emitida tendría una influencia negativa en la melatonina, hormona responsable de regular el sueño.

4. Adicción tecnológica

Muchos especialistas identifican a la adicción a los celulares como un desorden psicológico y la han bautizado como Nomofobia (En inglés No Mobile Phone Phobia), la cual se trata del miedo a estar sin el teléfono.

5. Problemas de visión

La luz que emiten las pantallas pueden provocar daños oculares, ya que la poca distancia que se deja entre los aparatos y la vista puede contribuir a daños visuales, como la miopía.

Fuente: Salud 360

COMENTARIOS