Judiciales

Cómo es la agenda judicial de Alberto Fernández

El compromiso con las instituciones será puesto a prueba con otras cuestiones que llegarán hasta su escritorio: la selección de un candidato para la clave Procuración General de la Nación

miércoles 14 de agosto de 2019 - 8:30 am

El casi asegurado regreso de Alberto Fernández y Cristina Kirchner al poder siembra el escenario político de preguntas.

Según detalla el diario Clarín, el otro tablero caliente se encuentra en los tribunales federales de Comodoro Py.

Inmediatamente después de su nominación a la candidatura presidencial, en mayo, Fernández fue el banderillero que clavó los primeros dardos en el lomo de los magistrados que juzgan la corrupción de los funcionarios nacionales.

Textualmente, les advirtió a los jueces Claudio Bonadio, Julián Ercolini (su ex compañero de cátedra en la UBA), Martín Irurzun, Gustavo Hornos y Juan Carlos Gemignani que deberían "dar explicaciones por las barrabasadas" que habían escrito en sus sentencias.

Ahora se acerca el momento de gestionar ese compromiso. Hay varios caminos para intentarlo: el primero es probar la vieja fórmula; invitando a que los jueces abran su corazón a comprender que la nueva mayoría electoral debería ser acompañada por sus lapiceras sobre el papel.

Esta vía luce fácil, pero ignoraría la demanda por justicia y contra la impunidad que creció durante los años del macrismo, en los cuales fue casi el único dulce que recibió el electorado de Cambiemos.

Otra táctica más riesgosa es ensayar algún tipo de amnistía general para propios y extraños -los ex funcionarios K, el primo de Macri Angelo Calcaterra, los empresarios comprometidos en la causa de los cuadernos-, de cuya legalidad después se le encontraría la vuelta.

Un tercer sendero implicaría buscar un escudo protector para Cristina y sus hijos -seguramente también para el dueño del Grupo Indalo, Cristóbal López, ahora preso por el millonario fraude al Estado con la petrolera Oil y acusado en otras causas- a cambio de dejar a la intemperie a los demás ex funcionarios y allegados al kirchnerismo presos o procesados.

COMENTARIOS