Salud

Por qué pueden doler los ovarios cuando llega la menopausia

Cuáles son las posibles causas que lo generan en esta etapa

viernes 16 de agosto de 2019 - 7:18 am

Muchas mujeres sufren dolor de ovarios múltiples veces a lo largo de su vida. Se tiende a pensar que con la llegada de la menopausia esto deja de ocurrir, pero, en ocasiones, el dolor puede reaparecer.

En ocasiones, confunden la llegada de la menopausia. Son muchas las que piensan que les deja de venir y en realidad suele tratarse de la perimenopausia. Es una etapa de transición en la que no menstrúa pero puede reaparecer porque los ovarios aún conservan actividad.

La primera causa de dolor en esta etapa es la ovulación. Ocurre porque los ovarios siguen funcionando y se inflaman igual que en la etapa fértil. Otro de los motivos son los embarazos ectópicos.

La enfermedad inflamatoria pélvica es una afección que también provoca dolor de ovarios. Suele ser una complicación de una enfermedad de transmisión sexual.  Suelen aparecer otras molestias como mal olor del flujo y dolor al orinar.

Sin embargo, la causa más importante son los tumores, que pueden ser benignos o malignos. Cuando la mujer lleva más de un año sin regla y siente dolor de ovarios suele ser por esto.

Otras causas posibles son:

– Endometriosis: es una patología que suele aparecer durante la época fértil, pero se puede prolongar en la menopausia.

– Molestias gastrointestinales: muchas afecciones pueden simular el dolor de ovarios. De hecho, los gases o el síndrome del colon irritable suelen confundirse a menudo.

Quistes ováricos: son cavidades rellenas de líquido. Son bastante frecuentes y suelen cursar sin síntomas; aún así pueden dar molestias.

Hay otros síntomas que pueden alertarnos ante un tumor. Por ejemplo, sentir dificultad para comer, o sentirse satisfecha con poca comida. Por otro lado, se suelen dar síntomas urinarios como un deseo constante de orinar.

Es obvio que estos síntomas pueden darse en otras enfermedades. Cuando se trata de un tumor de ovario, los signos suelen ser más frecuentes. Ante la duda es recomendable acudir al ginecólogo.

Además, se puede sentir más cansancio y dolor durante el sexo o en la espalda. Incluso puede afectar al estómago, provocando estreñimiento o hinchazón. Un signo de alarma es el sangrado, especialmente si la mujer lleva ya más de un año con menopausia.

Fuente: Mejor con salud

COMENTARIOS