Salud

Por qué existen diferentes tipos de ombligos

De qué depende la forma que tenga cada uno

jueves 15 de agosto de 2019 - 7:17 am

Nuestro ombligo marca el punto donde nuestro cordón umbilical se encontraba cuando estábamos en el vientre de nuestra mamá.

Una vez que nacemos, el doctor lo corta y nos deja un trocito del mismo, conocido como muñón umbilical, para que nuestro cuerpo lo elimine naturalmente. Con el paso de los días, se seca y  se cae. Justo cuando nuestro cuerpo se libera completamente de él es cuando nuestra primera cicatriz llamada ombligo aparece.

Antes existía la creencia que el doctor que cortaba el cordón umbilical tenía la responsabilidad de la forma del ombligo. No obstante, se ha demostrado que este corte realmente no tiene ninguna relación, sino más bien con la naturaleza del cuerpo de las personas y su tipo de cicatrización.

La forma que tiene el ombligo se debe a diferentes factores como la manera en que la cicatriz se adhiere a los músculos, la elasticidad de la piel y la grasa debajo de la dermis. Entre más espacio entre la piel y la pared abdominal, mayores posibilidades de que tu ombligo sea más hundido.

La mayoría de las personas tiene el ombligo hundido, es decir, como un hoyito, el cual puede ser muy redondito, en forma de T o como una zanja.

Quienes tienen el ombligo salido normalmente se debe a dos factores: nacieron con una hernia umbilical o tuvieron una pequeña infección en la base del cordón umbilical, la cual pasó desapercibida y no tuvo mayores complicaciones. Estas situaciones provocan que un tejido inusual se forme en esta parte del cuerpo, el cual da la apariencia de un bultito que sobresale en la base.

Fuente: Vix

COMENTARIOS