Belleza

Diez mitos y verdades sobre la depilación láser

Qué hay de cierto y qué no acerca de esta técnica

domingo 11 de agosto de 2019 - 7:22 am

La depilación láser es la técnica en la que se emite una luz intensa en línea recta que afecta directamente sobre la melanina del vello provocando el calentamiento de las células presentes en el tallo piloso hasta llegar a eliminarlo.

Como en todo tratamiento, existen mitos y verdades al respecto. A continuación, algunos de ellos.

Verdades

1- El número total de sesiones dependerá siempre de diferentes factores como el color de la piel, el tipo de vello, el sexo del paciente y su momento hormonal. Una persona de vello negro y fuerte necesitará más sesiones que una de vello rubio y fino. En cualquier caso se debe esperar entre uno y tres meses para realizar una nueva sesión.

2- Antes de cada sesión se debe rasurar el vello con un cuchilla. Es muy importante depilar la zona únicamente con eso ya que otras técnicas como las pinzas, la cera o las maquinillas depiladoras arrancan el pelo de raíz y esto disminuye la efectividad del tratamiento. De todos modos, consultar las indicaciones previas con el centro estético.

3- Se recomienda no tomar Ibuprofeno antes de la sesión. Aunque hay centros de belleza que ni lo mencionan, contiene principios activos que pueden provocar fotosensibilidad. Sin embargo, solo existe riesgo si se consume de forma continuada, una toma aislada ante de recibir la depilación láser no supondría ningún problema.

4- No se puede aplicar el láser en lunares. Al ser puntos más oscuros que la piel, tienen una mayor cantidad de melanina lo que supone que al incidir la luz en esa zona se calentará demasiado aumentando las posibilidades de que se produzcan efectos adversos. De hecho lo normal es que cuando se inicia un tratamiento,se protejan previamente y se recomienda que en el caso de que en alguno de ellos crezca un pelo, éste se elimine con pinzas.

5- No se debe tomar al sol ni antes ni después de la depilación. El motivo es porque el láser proporciona una dosis de calor bastante grande a nuestra piel por lo que no es recomendable que le añadamos más calor ya que podríamos provocar una quemadura. La exposición al sol tiene efectos que pueden perdurar hasta 2 o 3 días.

Mitos

1- Puede provocar cáncer. No existe en ningún caso riesgo por el uso de los equipos láser, no es un método de belleza perjudicial para la salud.

2- Es definitiva. Es permanente pero nunca será definitivo, ya que el crecimiento del vello está sujeto a variaciones hormonales. Tras realizar todas las sesiones necesarias no dejará de crecer sino pasado un tiempo comenzará a hacerlo pero esta vez más despacio, más fino, más claro y menos abundante que como lo hacía antes de haber recibido el tratamiento.

3- No todas las zonas se pueden depilar con el láser. Depende del tipo de vello, no de la zona. Además, esta técnica es especialmente útil en aquellas zonas más sensibles en las que se producen manchas, foliculitis o quistes con otras técnicas de depilación.

4- Es indolora. Aunque es un tema muy subjetivo, cuando la luz del láser incide sobre la piel se siente como un ligero calambre más o menos tolerable dependiendo de cada persona. En casos extraordinarios en los que se tiene mucha sensibilidad se puede aplicar una crema anestésica local para evitar las molestias.

5- Elimina todo el tipo de pelo. Cuando el que se quiere depilar es fino y de color negro o castaño el láser podrá eliminarlo, sin embargo, si es muy rubio o blanco no se podrá tratar al carecer de melanina. Esto se debe a que el láser actúa atacando a la melanina del vello para conseguir eliminarlo por completo.

Fuente: Bekia

COMENTARIOS