Básquet argentino

El básquet argentino y el legado que dejó la Generación Dorada

Por: Gonzalo Fonsalido | Ilustrador: Gonzalo Fonsalido

Los dirigidos por Sergio Hernández gritaron campeón en los Juegos Panamericanos de Lima y se ilusionan con que sea el puntapié inicial para algo grande

Es imposible hablar del básquet argentino y no mencionar a la Generación Dorada. El conjunto que contó con Emanuel Ginóbili, Andrés Nocioni, Fabricio Oberto, Pepe Sánchez, entre otros, recordados por aquellos Juegos Olímpicos en Atenas 2004 y el injusto Mundial de Indianápolis 2002, que marcó un antes y un después en la historia del deporte argentino.

Esos destellos de aquella camada, se van apagando paulatinamente. De hecho, el único y último eslabón de aquel equipo que dejó a Argentina en lo más alto de todos, es Luis Scola. El eterno jugador de 39 años, pero que disputó sus primeros Juegos Panamericanos y que usará sus últimos cartuchos con la Albiceleste en el Mundial en China a disputarse desde fines de agosto.

"El pibe de 39", con 28 puntos, fue el goleador del equipo en la final sobre Puerto Rico (84 a 66). Es el primer título argentino en esta competencia desde la cita de Mar del Plata 1995. Pero además, es la primera vez en la historia que en el nivel panamericano, la Argentina gana un título fuera de casa. Y por último, y no menos importante, el primer campeonato post Generación Dorada.

Resultado de imagen para scola

Con Scola como bandera, Argentina se trajo de Lima lo que había ido a buscar: una medalla. Pero en realidad, forjó algo mucho más importante. El de comenzar a escribir su propia historia. Manteniendo la escencia de amistad, compromiso, trabajo y unión, que tanto fomentaron aquellos grandes basquetbolistas, de los cuales tuvieron (y tuvimos) la suerte de ser todos contemporáneos.

Ya no está Pepe Sánchez, pero si contamos con un Facundo Campazzo en un estado descomunal. Jugando siempre para el equipo, dejando de lado el lucimiento personal, y en caso de necesitarlo, sabiendo que detrás de él hay alguien como Nicolás Laprovittola, actualmente uno de los mejores bases de toda Europa.

Tampoco está en este equipo Andrés Nocioni, pero debe estar tranquilo al ver desde su casa a un pibe como Gabriel Deck jugar de la forma que lo hace. Descarado, sacrificado, con sangre fría y corazón caliente. Un heredero más en este equipo plagado de jóvenes con un hambre impresionante.

Resultado de imagen para seleccion argentina basquet

Habría que describirlos uno por uno, pero seríamos injustos con los valores primordiales del básquet argentino: el equipo por sobre uno. Que estos Panamericanos de Lima sean el puntapie inicial de algo enorme. Que los Campazzo, Deck, Garino, Laprovittola, Vildoza, Brussino, Redivo, Delia, Caffaro, queden algún día en la historia de nuestro hermoso deporte.

Con Luis Scola como líder, se denota una camada que está haciendo bien las cosas, que quiere mostrarse, hacer su propia historia e ir paso a paso. Los dirigidos por Sergio Hernández ya fijaron el próximo objetivo: el Mundial de China, que comienza a fines de agosto de este año.

COMENTARIOS