Ciencia

La picadura de insecto más dolorosa del mundo es de una hormiga: este vídeo muestra por qué

En la grabación se puede apreciar con bastante detalle la capacidad de las hormigas para entregar hasta 13 gotas de veneno (una especie de ácido tóxico) por segundo

domingo 4 de agosto de 2019 - 4:36 pm

El proceso es más complejo de lo que parece: al morderte, la "hormiga bala" o "tocantera"  usa toda la fuerza de sus mandíbulas, pero eso será solo una forma de asegurarse de que te tiene fijo y agarrado. Luego, balanceará su abdomen hacia delante, insertándote un aguijón varias veces más delgado que un cabello humano con hasta 13 gotas de veneno por segundo.

El aguijón, una característica que viene directamente de un antecesor común con la avispa, no está en todas las especies de hormiga, pero sí en la mayoría. Su mera existencia explica algo fundamental de esos encuentros dolorosos con estos insectos: lo importante no es la mandíbula, lo importante es lo que hay detrás.

Ahora, podemos ver este proceso a cámara lenta:

Grabar esta dolorosa experiencia no fue fácil. Adrian Smith, biólogo del Museo de Ciencias Naturales de Carolina del Norte en Raleigh, quería estudiar con detalle el mordisco, pero se dio cuenta de que los insectos ejecutaban estos movimientos en mucho menos tiempo del que tardamos en abrir y cerrar los ojos. Tras imaginar distintos procedimientos, Smith se decidió por la cera.

Así, para captar el mordisco, el investigador creó unas delgadas películas de cera para que las hormigas mordieran y aguijonearanmientras las filmaba. El resultado es el que se puede ver en el vídeo. Primero, una Odontomachus ruginodis, una especie 'carnívora' muy extendida por América del Sur, el Caribe y varios estados del sur de EEUU y, después, una Pogonomyrmex badius, otra especie cosechadora del este del país.

La Paraponera clavata es un insecto relativamente común en los bosques fluviales de Venezuela, Bolivia y Brasil y Costa Rica con una picadura, al menos, 30 veces más dolorosa que la de una avispa. Su nombre se debe a que, según los que la han sufrido, se parece a un disparo de bala.

COMENTARIOS