Salud

Cómo influye la temperatura de la habitación a la hora de dormir

Cuál es la recomendable y qué sucede si es mucho menor o mayor

lunes 5 de agosto de 2019 - 7:05 am

La temperatura externa que el cuerpo necesita para dormir bien es de aproximadamente 21ºC. Por encima o por debajo de estos grados ya no se duerme bien, y tiene una explicación médica.

Con el aumento de la temperatura ambiente se produce una hiperactivación del metabolismo motivada por el esfuerzo corporal de mantener la temperatura interior acorde con la exterior, lo que tiene consecuencias cerebrales.

Al estar más activo, aparecen en el cuerpo síntomas como irritación, nerviosismo y trastornos del sueño. La ansiedad y falta de sueño se complementan y se potencian el uno al otro.

Por encima de 26 grados el mecanismo de refrigeración de tu cuerpo se pone en marcha e interfiere en el sueño. Aunque lo mismo ocurre si hace demasiado frío. Por debajo de 12 grados, tu cuerpo tiene que aumentar la actividad para calentarse y esto hace que te despiertes en medio de la noche.

La respuesta de qué temperatura es ideal está en las variaciones de la temperatura del cuerpo y eso dependerá del momento del día. Al mediodía alcanza el máximo y a medida que avanza la tarde, desciende desencadenando el sueño. La temperatura mínima está cerca de las cinco de la madrugada.

En general, bajar la temperatura del cuerpo ayuda a dormir. Pero varía de una persona a otra y además, es diferente en hombres y mujeres. La temperatura ideal de la habitación debería estar entre los 15 y los 22 grados, ya que más calor o más frío hará que alguno tenga problemas para dormir.

Para las noches de calor podés usar paquetes de gel frío y dejá el ventilador encendido o el aire acondicionado, teniendo en cuenta que durante la madrugada la temperatura de tu cuerpo descenderá.

Para el frío usá mantas o ponete medias, ya que los pies fríos pueden impedir que duermas bien. También podés usar almohadillas eléctricas o bolsas de agua caliente.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS