Internacionales

Murió Saoirse Roisin Hill, la nieta de Robert F. Kennedy, por sobredosis

La joven era una activista por los derechos humanos y de las mujeres. En 2016 había confesado que sufrió un ataque sexual, por lo que intentó suicidarse

viernes 2 de agosto de 2019 - 2:01 pm

Saoirse Roisin Hill, nieta de Bob Kennedy, de 22 años, fue hallada muerta el jueves 1 de agosto en la residencia familiar de Cape Cod, por una presunta sobredosis.

Saoirse era hija de Courtney Kennedy Hill, hija del candidato presidencial asesinado, que tenía 11 años cuando murió su padre, en 1968. Courtney fue la quinta de los 11 hijos de Ethel Kennedy y Robert F. Kennedy, hermano -también asesinado- del ex presidente John F. Kennedy.

Según fuentes oficiales, la joven murió en la tarde de ayer, luego de que los médicos intentaran reanimarla sin éxito.

“El mundo es un lugar un poco menos bello hoy”, aseguró su abuela Ethel, de 91 años. “Luchaba por los derechos humanos y por la promoción de las mujeres, trabajaba con las comunidades indígenas para construir escuelas en México”, agrega el comunicado.

En 2016, Saoirse había escrito una conmovedora columna en The Deerfield Scroll, el periódico estudiantil del internado de Deerfield Academy, sobre cómo luchar contra la depresión y sobrevivir a un intento de suicidio.

En el texto, la joven contaba que había sido agredida sexualmente por uno de sus amigos del colegio. “Mi sensación de bienestar ya estaba comprometida, y la perdí totalmente después de que alguien que conocía y amaba rompió serios límites sexuales conmigo”, escribió Saoirse.

“Hice lo peor que puede hacer una víctima y fingí que no había sucedido. Todo esto se volvió demasiado e intenté quitarme la vida”, escribió.

También era conocida por su activismo político, muy interesada en el movimiento #metoo y en el control de armas. Además, era vicepresidente de los Demócratas Universitarios del Boston College.

COMENTARIOS