Elecciones 2019

Arnaldo Bocco dio a conocer las primeras precisiones económicas del equipo de Alberto Fernández

Tasas de interés, desdolarizar tarifas, sistema de ahorro, divisas, son algunos de los temas en los cuales hizo hincapié el referente económico del candidato por el Frente de Todos

jueves 1 de agosto de 2019 - 7:19 pm

El referente económico del candidato peronista, Arnaldo Bocco, dio detalles acerca de la política económica por la que optara Alberto Fernández en caso de ser elegido Presidente.

Durante la semana, el precandidato se refirió varias veces a las Letras de Liquidez, entre sus declaraciones se destacaron sus promesas de subsidiar los remedios para los jubilados y financiar un ministerio de Ciencia y Tecnología. Promesas que financiaría bajando la tasa de interés de las Leliq, ya que consideró que el dinero podría servir para financiar otras cuestiones que aportarían un mayor bienestar social.

El economista retomó las Leliq y se expandió: afirmó que la tasa de interés que paga el Banco Central, actualmente en el 60%, “debería ser bajada en forma rápida al 35%“. Además, se pronunció por disponer un plazo de 180 días a aquellos que traigan dinero al país para invertirlo y ponerlo en producción, y a evitar que se lo lleven de “inmediato ante la menor turbulencia, como ocurre ahora con los capitales golondrina”.

Bocco resaltó que todas estas medidas ayudarían a reactivar la economía ya que bajar la tasa de interés “es un eje decisivo para volcar parte del ahorro que implica liberar esos recursos, expandir la demanda por el lado del consumo y la inversión, y la oferta a través de créditos para el sector industrial”, dijo en diálogo con Asteriscos, por radio EcoMedios 1220. De esta forma, buscaría también desdolarizar las tarifas que deben afrontar las familias y las empresas.

En la misma línea, enfatizó la dificultad que tienen las empresas para poder acceder a un crédito con la tasa de interés actual. Por lo que remarcó la necesidad de  “establecer un mecanismo de crédito, que permita producir, tener capital de trabajo, recuperar la mayor demanda que traerá en seis meses un cambio de precios relativos y promover exportaciones”. Por lo que señaló la necesidad de imponer tarifas preferenciales para las empresas. “La idea es ejecutar un programa que permita endeudarse a las compañías para producir, y desdolarizar tarifas a familias y empresas”, dijo.

“Un banco que recibe sus depósitos, entre 50 y 60 están colocados a una tasa de interés, y 40 es el saldo diario de distintos depositantes, como las cuentas corrientes. Si tomo un banco que paga 50% en plazo fijo tengo de ese total un 40% que el banco puede prestar. La tendría que cobrar 30% más un spread, no lo que el banco paga a plazo fijo”, remarcó.

Sobre las políticas del actual Presidente, el economista sostuvo que el gobierno de Macri “mejoró la política energética, al ampliarla, lo cual fue una debilidad que tuvo el kirchnerismo, pero lo dejó en mano de seis u ocho actores, no lo hizo llegar a las cooperativas o las empresas nacionales“, produciendo como consecuencia un esquema de precios relativos desacomodado. Y advirtió que esto será difícil de solucionar.

“Debemos salir a mercados internacionales para tener una moneda dura en dólares, y recuperar el mercado interno con un aparato industrial que no deba importar la materia prima. Habrá que usar la capacidad ociosa que tiene el sector industrial que ronda el 50%”, alegó el economista. Además, estimó que con los $ 440.000 millones pagados en intereses de las Leliq durante los últimos diez meses “se podrían haber subido 20% todas las retribuciones que paga la ANSeS durante un año, lo cual habría tenido un efecto multiplicador por cinco en valor agregado generado por la economía”

Todo aquello que se fue a no residentes por fuga de capitales en la Argentina permitiría recuperar la economía, la recaudación, la actividad en general”. Consideró que apenas asuma el nuevo gobierno “hay que salir con una oferta muy fuerte de sistemas de ahorro para sectores que lo puedan canalizar en pesos, o pesos atados a dólares, en commodities o lo que fuere”. “Que el ahorrista pueda compartir el beneficio del empresario al que se le presta la plata. Si ahorró en un fondo que financiará exportaciones, el ahorrista se queda con esa diferencia. Serían colocaciones a corto plazo, de seis meses”, resaltó.

 

COMENTARIOS