Copa Sudamericana

Independiente sufrió hasta el final: cayó 3-2 en Quito pero terminó clasificando

Universidad Católica jugó con uno menos durante todo el partido y aún así casi le arrebata la serie. Partidazo en la altura de Quito. El Rojo avanzó a cuartos con los goles de visitante de Benítez y Hernández

jueves 1 de agosto de 2019 - 7:35 am

Independiente sufrió hasta el final en Quito: cayó 3-2 contra Universidad Católica en un verdadero partidazo, pero se terminó clasificando. Con un jugador menos, el conjunto local le pudo haber arrebatado la clasificación en el final. El VAR fue protagonista y ayudó de correcta manera en el juego para ambos lados.

El primer tiempo tuvo de todo: lesiones, expulsiones y goles. Cecilio Domínguez apenas jugó cinco minutos porque la lesión que lo tenía en duda le impidió apenas tocar la pelota. El partido se puso serio para el Rojo, que encima sufrió el primer gol a los 20 minutos.

Luego de varios agarrones en el área, el VAR ayudó al árbitro para cobrar un penal de Alan Franco. Bruno Vides marcó desde los 12 pasos e igualó la serie en el global con el 1-0.

Minutos después llegó la roja por parte de De los Santos. Infantiles amarillas en apenas 26 minutos de la primera mitad.

En el complemento se esperaba que los jugadores bajen la intensidad por la altura, sobre todos los argentinos, pero en líneas generales la intensidad siguió siendo alta y ambos equipos entregaron un partidazo.

Martín Benítez empató el partido de cabeza. Al 10 del Rojo le habían anulado el gol por offside, pero esta vez el VAR hizo lo correcto: corrigió al juez y se estampó el 1-1.

Con el empate los de Beccacece casi que acariciaban la clasificación. Y mejor las cosas no le podían salir en Ecuador porque rápidamente volvió a aparecer Pablo Hernandez -marcó el gol de ida en Avellaneda-. Con categoría se quitó a su defensor y definió mano a mano con el arquero.

El 2-1 en favor de Independiente obligaba a Universidad a hacer tres goles más. Sí que definía cualquier posibilidad, pero el conjunto local mostró por que es el puntero de la liga y uno de los mejores equipos ecuatorianos. A puro corazón y con un jugador de campo menos comenzó a poner al rival contra su arco.

Walter Chalá empató el partido a los 35 minutos y el milagro comenzaba a sonar posible. En el primer minuto de descuento, Luis Amarilla venció a Campaña y Universidad se puso a solo un gol de arrebatarle la clasificación al Rey de Copas.

Los ecuatorianos hicieron sufrir hasta el último segundo a Independiente, inclusive contaron con alguna aproximación pero el tiempo no dio para más. El conjunto argentino avanzó a los cuartos de final y se enfrentará a Independiente del Valle.

COMENTARIOS