Insólito

Dos adolescentes intentaron a hacer un reto viral de mil sentadillas: terminaron en terapia intensiva

Ocurrió en China, donde dos adolescentes terminaron diagnosticadas con rabdomiólisis, una afección grave causada por una lesión del músculo esquelético

miércoles 31 de julio de 2019 - 1:58 pm

Hacer ejercicio puede ser riesgoso siempre y cuando no se tengan los reparos pertinentes. Uno de esos reparos es excederse en el volumen y la intensidad. Es por ello que un reto de mil sentadillas podría lesionar a cualquiera que no tenga un ritmo de entrenamiento alto.

Eso fue lo que le ocurrió a dos adolescentes de China que intentaron lograr el desafío juntas. Xiao Tang, estudiante de la Universidad de Chongqing, afirmó que no está acostumbrada a hacer ejercicio pero por no querer perder, logró alcanzar ese número junto a un amiga, conectadas por una videollamada. El final no fue grato: las dos terminaron en el hospital.

“Es muy vergonzoso decirlo. Estábamos hablando con mi amiga. Ninguna quería perder, lo que nos llevó a completar las mil sentadillas”, le contó Xiao a China Press.

Las jóvenes terminaron muy acalambradas después de tres horas de sentadillas. Pensaron que era normal, pero todo se volvió más grave.

“Algo estaba mal a la mañana siguiente. No solamente me dolía la pierna sino que no podía doblarla. Y Después fui al baño y mi orina estaba marrón”, explicó Xiao.

Por suerte fue al hospital, donde le diagnosticaron rabdomiólisis, una afección grave causada por una lesión del músculo esquelético. Las fibras musculares muertas, por el ejercicio extremo, se liberaron en el torrente sanguíneo. Esto generó una insuficiencia renal, su cuerpo no podía eliminar los desechos. Por eso la orina se puso marrón.

Después de recibir tratamiento, las chicas están bien. En cuidados intensivos fueron conectadas a un goteo intravenoso para mantener la producción de orina y evitar una insuficiencia renal.

El doctor Bruce Cohen le explicó a Live Science que llegar a este resultado por hacer demasiado ejercicio es raro. “Las sentadillas no son peligrosas en sí mismas, pero las chicas sobrepasaron sus límites físicos. Mi consejo: escucha siempre a tu cuerpo”, afirmó.

COMENTARIOS