Sociedad

Buenos Aires sigue siendo la mejor ciudad para estudiar en la región

La ciudad busca que incluso lleguen más estudiantes del exterior y alcanzar la marca de los 100 mil. Por eso, desde 2016 llevan adelante el programa Study Buenos Aires, que nuclea a 22 universidades entre públicas y privadas

martes 30 de julio de 2019 - 10:45 pm

La sexta edición del ranking de la consultora británica Quacquarelli Symonds (QS) coronó nuevamente a Buenos Aires como la mejor ciudad de Latinoamérica para estudiar, aunque con una pequeña caída respecto al año anterior: pasó del puesto 25 al 31 del mundo.

En 2018, Buenos Aires se había consagrado como la más destacada de Iberoamérica, superando por primera vez a las dos ciudades españolas más fuertes. Este año, Barcelona (21) y Madrid (27) volvieron a ubicarse por delante.

Pero CABA no es la única en haber perdido terreno: excepto Santiago de Chile y Lima, todas las otras también lo hicieron , en parte por la categoría de "Actividad del empleador", que busca determinar cuáles son los lugares donde se reclutan los mejores profesionales.

Ninguna ciudad latinoamericana tiene tantas universidades rankeadas como Buenos Aires. Por eso, en el indicador "QS Rankings" figura en la decimocuarta posición, muy por encima de sus vecinas.

A su vez, de acuerdo al ranking, Buenos Aires es la que ofrece mejor calidad de vida. Figura en el puesto 70 en la métrica de deseabilidad, por delante de Santiago (81) y Ciudad de México (104). Donde también califica muy bien CABA, pese a un leve descenso, es en el punto vista del estudiante. Los alumnos calificaron la experiencia con un ratio de 91/100, lo cual la posiciona en el puesto 16. En cambio, ninguna otra ciudad latinoamericana está dentro de las 50 mejores.

No obstante, en tres de los indicadores se contrajo: "Mix estudiantil", que mide el nivel de diversidad y de aceptación a las minorías en las aulas universitarias, en el "Costo de vida", por el encarecimiento del último año y en la percepción general de los empleadores.

Desde el gobierno porteño celebraron la publicación del nuevo ranking: "La reputación de Buenos Aires como hub de talento en la región se sigue consolidando. Además del impacto económico positivo que dejan los estudiantes internacionales, cuando regresan a sus países se convierten en 'embajadores' de la Ciudad y del país en el largo plazo. Eso es una fuente de poder blando muy importante", indicó Fernando Straface, secretario general y de relaciones internacionales de la ciudad.

El beneficio económico que provee es ineludible. En promedio, los estudiantes internacionales gastan más. Según un estudio de la UBA y el Conicet, en 2017, los 80.766 que se instalaron gastaron $10.113,4 millones de pesos, el equivalente a 0,5% del producto bruto. Para 2018, hasta el momento, solo tienen contabilizados los estudiantes de estancia corta: fueron casi 70 mil, un 13% más que el año anterior. "Con ese dato es posible proyectar que incluso puede crecer un poco por encima de los 80 mil", advirtieron.

COMENTARIOS