Judiciales

Le revocaron la prisión domiciliaria a Horacio Conzi y volverá a la cárcel

El condenado por el crimen de Marcos Schenone en 2003 violó la prisión domiciliaria y deberá volver al a Unidad 48º de San Martín, según resolvió la jueza de Ejecución Penal 2 de San Isidro, Victoria Elías García Maañón

martes 30 de julio de 2019 - 5:34 pm

Horacio Conzi, condenado por el crimen del joven Marcos Schenone en el 2003 en Béccar, volvió a prisión luego de que la Justicia le revocara el arresto domiciliario por haber violado ese beneficio hace 14 días, cuando, según él, salió de su casa para ayudar a su hermano Hugo a arrancar el auto, informaron fuentes judiciales. Así lo resolvió la jueza de Ejecución Penal 2 de San Isidro, Victoria Elías García Maañón, y el ex empresario gastronómico fue trasladado por personal del Área de Monitoreo del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) a la Unidad 48 del partido de San Martín.

La magistrada aceptó el pedido de revocatoria del arresto domiciliario presentado el lunes 22 de julio por la fiscal María del Carmen Gigante en base a un incidente ocurrido seis días antes en la casa de Conzi (59). De acuerdo con los voceros consultados, ese martes 16 sonó la alarma del monitoreo electrónico del SPB, por lo que personal policial se trasladó hasta el domicilio, donde el propio condenado les explicó a los efectivos que había salido de la casa por unos momentos para ayudar a su hermano Hugo a arrancar el auto porque tenía que llegar a un cementerio de la zona.

Ante este incidente se originó una denuncia judicial y en base a ella, García Maañón consideró en las últimas horas que Conzi había violado el arresto domiciliario, por lo que dispuso la revocatoria de dicho beneficio.

En tanto, la jueza aún tiene que dictar un nuevo fallo de fondo sobre la prisión domiciliaria, tal como se lo ordenó hace 11 días la sala I de Cámara de San Isidro a raíz de que Conzi ya había roto su tobillera electrónica y también salido a la vereda de su casa a pasear a sus cabras.

En esa resolución, los camaristas Duilio Cámpora y Oscar Quintana entendieron que ambos incidentes eran motivo suficiente para revocarle el beneficio. A su vez, por esos dos hechos (uno ocurrió en mayo y el otro en junio), la fiscal Gigante había solicitado a García Maañón que el asesino de Schenone vuelva a prisión, lo que fue rechazado por la jueza. Sin embargo, la Cámara sostuvo que la denegatoria de la magistrada estuvo mal fundada ya que mencionó dos leyes, una nacional y otra provincial, para fundamentarla y una de ellas está derogada. De todos modos, los camaristas no fueron a la cuestión de fondo y en su resolución le indicaron a García Maañón que ella debe redactar un nuevo pronunciamiento.

Sobre el episodio en el que Conzi se arrancó la tobillera, el fallo de la Cámara señaló: “Aún cuando el condenado no hubiere infringido la obligación de permanecer en el domicilio, la ruptura deliberada del dispositivo es razón suficiente para revocar la prisión domiciliaria”. Y respecto de los videos donde se lo ve fuera de su casa, en la calle Santa Rita al 1500 de Boulogne, junto a “Franco” y “Sara”, las cabras que tiene como mascotas junto a su hermano, sostuvo que “el contenido de la prueba aportada por la fiscalía permite advertir a Horacio Santiago Conzi en la vereda”. “Que esto hubiera tenido lugar antes o después de la colocación del dispositivo de monitoreo no modifica el hecho de que estaba afuera del domicilio. Además debe ser ponderado como un segundo hecho que se suma al de la ruptura del dispositivo de monitoreo”, agregó el fallo.

Conzi goza de prisión domiciliaria con tobillera desde el 13 de abril, luego de que García Maañón considerara que sufre una afección cardíaca que no puede tratarse en el ámbito carcelario.

El ex empresario gastronómico fue condenado a 24 años y 9 meses de prisión por haber asesinado el 16 de enero de 2003 a Schenone (23), cuando persiguió y efectuó 14 disparos contra el remís en el que viajaba por la avenida del Libertador, a la altura de Béccar. Para la Justicia, Conzi cometió el hecho luego de haber tenido un ataque de celos cuando vio dentro de su restaurante “Dallas-Las Olas Boulevard” que el joven se besaba con Paula Alonso, una chica a la que él había intentado conquistar. El homicida estuvo prófugo casi dos meses hasta que la Policía lo capturó en Mar del Plata con una peluca y bajo una falsa identidad.

COMENTARIOS