Sociedad

Habló el repartidor atropellado: “Glovo no cree que podamos haber tenido un accidente”

Ernesto Floridia, de 63 años, explicó su versión luego que se viralizaran mensajes entre la empresa y él, momento luego de avisar que había sido atropellado

lunes 29 de julio de 2019 - 1:23 pm

Ernesto Floridia, el repartidor de Glovo de 63 años que fue embestido por un auto el fin de semana, denunció que la compañía no les cree a sus empleados cuando dicen que tuvieron un accidente en la calle.

“Glovo no nos cree que podamos haber tenido un accidente”, dijo Floridia, de 63 años, que se hizo conocido el sábado, luego de hacerse viral la respuesta que le dio la empresa cuando les informó que había sido atropellado.

En la conversación, difundida por una periodista que lo asistió, la empresa le preguntaba a Floridia por el estado de los productos que transportaba y no por su salud.

Según explicó Floridia, eso se produjo porque la empresa desconfía porque “muchos” de los empleados son “capaces de fingir un accidente para quedarse con la mercadería”.

“Glovo se defiende de esas barbaridades que hacen algunos de mis compañeros, endureciendo la pena, endureciendo el procedimiento”, dijo en diálogo con el canal de noticias Todo Noticias.

“Al poco rato me llamaron de Soporte para ver cómo estaba”, contó, al mismo tiempo que dijo que habló con el gerente de operaciones de Glovo en Argentina y Uruguay, a quien definió como “muy amable”.

“Me pidió disculpas y estuvimos hablando con algunas cuestiones que tienen que ver con el funcionamiento de Glovo, para ver si nosotros podemos hacer aportes para mejorar la aplicación y el desempeño de esta nueva actividad”, explicó.

Sobre el modo en que Glovo contrata a sus empleados, Floridia indicó que los repartidores son “monotributistas”.

“Glovo terceriza el trabajo, nosotros somos prestadores de una función, que es transportar mercadería”, indicó. “Tenemos nuestro CUIT, nuestro seguro propio, y todos los elementos que utilizamos para desempeñar la tarea son nuestros”, agregó.

Sobre su estado de salud, en tanto, explicó que recibió “un golpe fuerte en la cabeza”. “Pero estoy repuesto, soy un viejito fuerte”, señaló.

Además, indicó que mientras estaba herido en la calle se ocupó de comunicarse con Soporte porque sintió “la responsabilidad de llevar un producto encima y tener que entregarlo”.

“Pedí de inmediato que reasignaran el pedido para que se cumpliera, para que la persona recibiera la comida. A lo mejor estaba esperando un chico, uno nunca sabe que hay del otro lado”, contó.

COMENTARIOS