Salud

Siesta o paseo: ¿qué es mejor después de almorzar?

Cuáles son los beneficios de ambas opciones

sábado 27 de julio de 2019 - 7:58 am

Hemos terminado de comer y el sueño llama a la puerta, ¿debemos rendirnos al placer de la siesta? ¿O quizá es mejor continuar con la sobremesa mientras ejercitamos los músculos dando un paseo?

Ambos, siesta y paseo, tienen beneficios para la salud. Escoger uno u otro dependerá de la persona y del día. La elección probablemente depende del cansancio acumulado y de la cantidad de comida ingerida a mediodía.

En lo que concierne al tiempo necesario para obtener beneficios, también dependerá de cada persona, si bien señala que con una hora sería suficiente. Algunas personas se sienten muy descansadas tras una siesta de 20 minutos y otras la prolongan hasta dos horas.

Si es muy prolongada, puede llegar a dificultar la conciliación del sueño por la noche y puede producirse un efecto paradójico que algunas personas refieren como encontrarse peor que si no hubieran dormido la siesta.

150 minutos a la semana de ejercicio físico de intensidad moderada es la recomendación que hace a los adultos la Organización Mundial de la Salud (OMS). El paseo (siempre que se haga a esta intensidad) puede ser parte de esa actividad que debería hacerse de forma habitual.

Depende también de la época. Después de comer, en verano, sería mucho más recomendable la siesta tras una comida ligera y con bastante líquido para estar bien hidratados.

Caminar tendrá muchos beneficios para la salud, tanto para el aparato locomotor (por la artrosis), como por la prevención de la osteoporosis y la salud cardiovascular: hay menos infartos, embolias, anginas de pecho, se controla la tensión, los niveles de colesterol, y también podemos prescindir o reducir mucha medicación que también tiene efectos secundarios. Estos beneficios también se trasladan a la salud mental.

Fuente: Cuidate Plus

COMENTARIOS