Televisión

Beatriz Sarlo, sin filtro: “El libro de Cristina es banal”

Durante su paso por el ciclo A dos voces, la ensayista consideró que el clima electoral "se resume en encuestas y casi nada en programas"

jueves 25 de julio de 2019 - 5:20 am

Beatriz Sarlo aseguró que el clima electoral rumbo a las PASO “se resume en encuestas y casi cero en programas” de propuestas. La escritora y ensayista repartió críticas a Cristina Kirchner y Mauricio Macri.

“No hay discusiones de ideología y política. En otros países los partidos son nítidamente diferenciados de manera ideológica. Y no hace falta decir Alemania… puede ser Chile o Uruguay. Tienen partidos con políticos que nunca se insultan entre sí. Basta con leer los diarios”, opinó la periodista en A dos voces (TN) sobre el panorama electoral de este año.

Para llegar a esa conclusión, Sarlo se retrotrajo al pasado: “En la Argentina se celebró como un regalo de Navidad que se hubieran disuelto los partidos políticos. Los países que se gobiernan normalmente tienen partidos, todos. ¿Por qué celebramos tanto que no los hubiera?”.

“Espero que (Macri) no ilusione o no se engañe como pasó en las elecciones de 2015, cuando decía que la inflación era un problema menor que se solucionaba en tres meses”, pidió la escritora, que para ejemplificar sus dichos recordó los cruces del actual mandatario con Daniel Scioli, que era el candidato del kirchnerismo.

“Recuerdo ese Macri, que se equivocó en todas. No sé si fue por ignorancia, inexperiencia o deseos. No quiero un presidente que se equivoque en todas. Aunque no me sienta identificada con sus proyectos, creo que un proyecto fracasado es peor que uno malo. Espero que haya aprendido algo en tres años de Gobierno”, insistió con dureza sobre el mandato del actual jefe de Estado.

Sobre los dichos de la ex mandataria en Mar del Plata, observó: “Creo que Cristina se deja arrastrar por el impulso del lenguaje. Ella sabe que no tenía que decir ‘cuchuflito’ y ‘pindonga’. Esa expresión fue en contra, incluso, de todo lo que podía defender”. Y calificó su libro, Sinceramente, como “muy chato y banal, típico de desgrabaciones”.

COMENTARIOS