Espectáculos General

Tras el fenómeno, reapareció “Cuchuflito”: “Esto es como volver a vivir”

Juan Díaz, de 80 años, reconoció que tras la frase de Cristina Kirchner le llegó una nueva popularidad que lo hace recordar años de esplendor

miércoles 24 de julio de 2019 - 3:22 pm

El actor Juan Díaz vio cómo esta semana volvió a reaparecer con fuerza en los medios luego de décadas. Es que una frase de la precandidata a vicepresidente por el Frente de Todos, Cristina Kirchner, se volvió viral por asociar al persona “Cuchuflito”, que días interpretó hace años, con las segundas marcas.

En este marco, Díaz habló en diálogo con Ari Paluch en su programa radial El Exprimidor, y reconoció que esta nueva popularidad es “como un volver a vivir”.

El actor lleva con orgullo el nombre del personaje que lo hizo saltar a la fama: se volvió popular en Telecómicos, un programa humorístico que se emitió desde 1960 hasta 1974, primero en Canal 11 y luego en Canal 13.

“Tuve dos momentos de enorme popularidad: Telecómicos, que fue la época aquella del muñeco Cuchuflito, y después Calabromas, cuando hacía Aníbal con Juan Carlos Calabró. Y esto es revivir aquello“, explica el actor, quien todavía no sale de su asombro ante semejante repercusión.

Díaz reveló que el nombre de Cuchuflito deriva de una palabra del lunfardo, cuchufleta, que quiere decir “chanza, broma, tomadura de pelo”, que se asocia también con las “truchadas”. Las torpes características de aquel personaje que creó Aldo Cammarota propiciaron el apodo. “Cuchuflito era un locutor al que le salía mal el aviso. Yo lo usaba para parodiar a los locutores de Canal 7, que hacían las publicidades en vivo. Este (por Cuchuflito) hacía el aviso, suponete de un diván, ‘muy cómodo, con líneas modernas, bla, bla, bla’, y cuando lo iba a abrir… ¡no abría! Era una porquería”, recordó Díaz.

Frente a aquel éxito, Díaz registró el nombre, marca de la cual es dueño en todo sentido. Fue una buena jugada: en esa época se llegaron incluso a vender muñecos, el furor era grande.

Díaz cuenta con 55 años de trayectoria y un descreimiento en la política que también creció con el paso del tiempo. Por eso aclara que “ni ama, ni odia” a Cristina en particular, y al resto de los políticos en general. Y elige otro chiste de su propiedad para definir su desazón: “Mucha gente se pone un antifaz al acostarse para dormir; los políticos se lo ponen al levantarse”.

En este marco, cuando fue consultado sobre a quién votaría, Díaz se declaró “escéptico”: “Soy muy escéptico -se justifica-. Todo es igual, nada se arregla, cada vez hay más negligencia”. No obstante, acerca un deseo, sin importar quién sea el próximo presidente: “Ojalá que sea todo para mejor”, se esperanza.

Al preguntarle con qué productos elige llenar su changuito, Juan Díaz reconoció que elige segundas marcas: “Como están las cosas, busco lo más económico dentro de lo mejor, porque no siempre lo más caro es lo mejor”.

COMENTARIOS