Tecnología

Tiemblan los argentinos: la “AFIP” chilena puso el ojo sobre los influencers

El organismo recaudador del país trasandino explicó que esta decisión se debe a que cada vez son más las empresas que están disminuyendo su inversión en publicidad tradicional para aumentar la de los influencers

lunes 22 de julio de 2019 - 2:34 pm

Los influencers chilenos comenzaron al semana con una noticia poco simpática: el Servicio de Impuestos Internos de Chile (SII) investigará a un grupo de 69 influencers que tienen más de 100 mil seguidores, con el fin de establecer si evaden impuestos con ingresos publicitarios no declarados.

Los influencers en las diferentes redes no siempre facturan por su trabajo -al menos así ocurre en la Argentina-, por lo que muchos se verán incómodos con la novedad que ya hace ruido en Chile.

¿Cómo investigarán?

El SII -la “AFIP” chilena- definió cuatro tipos de usuarios a seguir: instagrammers, youtubers, streammers y e-sporters. El organismo recaudador controlará diferentes variables, entre ellas, el número de seguidores y el nivel de publicidad. Este último se ubicará en “alto” (5 marcas presentes en diferentes publicaciones); “alto más” (está asociado a marcas de lujo); “medio” (aparecen entre 2 y 5 marcas distintas en sus publicaciones); y el nivel “bajo” (cuando el usuario menciona a una sola marca).

Quien se encargó de ponerle voz a estos cambios fue Alex Villalobos, jefe de Análisis Masivo de Cumplimiento Tributario del SII. Por el momento, admitió que desean entender “el modelo de negocio en este sector”: para eso, impulsarán desde el intercambio de información con otras administraciones tributarias hasta el contacto directo con los influencers más destacados, o las plataformas digitales más usadas.

En ese sentido, Villalobos comentó que tendrán reuniones individuales con cada usuario investigado. “El criterio para definir el perfil de los influencer es claro: son personas que tiene alta exposición pública, gran cantidad de seguidores y a veces han publicitado avisos”, agregó el funcionario.

Las marcas buscan cada vez más a usuarios en las redes sociales que tengan miles de seguidores. Sin embargo, los acuerdos a los que llegan no siempre se hacen de forma clara y abierta. Por una foto o una mención en sus perfiles, estos usuarios pueden llegar a cobrar miles de pesos. Es por eso que el gobierno quiere que esos ingresos también estén incluidos en las declaraciones juradas.

COMENTARIOS