Tecnología

¿Los teléfonos resistentes al agua pueden meterse al mar?

La respuesta corta es que no, sin importar lo que muestren las publicidades

domingo 21 de julio de 2019 - 4:16 pm

Hoy en día, casi todos los teléfonos de gama alta cuentan con certificación IP67 o IP68, es decir que tienen un tipo de resistencia al agua y al polvo. El primer número indica la resistencia al polvo, mientras que el segundo hace lo propio con el agua, y entre más alto sea el número significa que mayor es la resistencia a que entre polvo o agua a nuestro dispositivo. 

En el caso de las certificaciones de los teléfonos vamos a encontrar que la más alta al polvo es el número 6, que significa protección total contra las partículas de polvo, por lo que nuestro equipo no tendrá polvo en su interior.

En el caso de la resistencia al agua, la mayor protección es la 9K, que significa que hay protección contra chorros de agua a alta presión y temperatura, sin embargo, ningún teléfono en el mundo tiene esta certificación, y los de gama alta llegan al número 8, lo que significa que el dispositivo puede ser sumergido por el tiempo y distancia que especifique el fabricante, y normalmente hablamos de entre 1 y 3 metros de profundidad durante 1.5 horas.

Pero la gran pregunta es… ¿la resistencia al agua también es al agua salada? Lamentablemente, no.

Aunque hay fabricantes que muestran pruebas de resistencia al agua con agua salada o de mar, la realidad es que actualmente ningún teléfono de gama alta puede resistir el agua de mar como lo haría con el agua dulce, y todo esto tiene que ver con la sal.

La sal tiene un gran poder de corrosión, debido a que contiene contiene iones que atraen a los iones de metales, y esta corrosión puede provocar fallas en los componentes electrónicos.

Esto no significa que si tu teléfono se cae al mar vaya a descomponerse, al menos no si actuás con rapidez: lo importante es limpiarlo rápido para eliminar cualquier rastro de sal, pues de lo contrario se oxida.

Además, lo ideal sería limpiarlo con alcohol isopropílico en todos los rincones del dispositivo, aunque si la sal entró al equipo entonces tendrás que desarmarlo, y eso evidentemente será más difícil y tendrás que hacerlo con el área de soporte técnico.

COMENTARIOS