Belleza

Diez errores que podés cometer al maquillarte

Una lista de lo que deberías hacer y lo que no para que el make up luzca genial

jueves 25 de julio de 2019 - 7:32 am

Puede pasar que te maquilles hace años pero sin darte cuenta estés cometiendo errores que hacen que el resultado final no sea del todo el que pretendés. Prestá atención a estas cuestiones:

No preparás tu piel

Hidratala con un poco de cremita de día o aplicá una prebase (tanto de rostro como de ojos y recién ahí la base.

No preparar tus labios

Una exfoliación previa ayuda a retirar las pieles muertas. Y, mientras te maquillás, tené en tus labios bálsamo hidratante para que vaya actuando poco a poco.

Base de maquillaje de otro tono

Tenemos la costumbre de probar el color de la base sobre tu muñeca y no tiene el mismo tono que tu cara en absoluto. Probalo sobre una pequeña parte de la mandíbula, difuminá con el dedo y si desaparece, es el tuyo.

Soplás tus brochas siempre

Más de una vez has quitado el exceso de producto a tus brochas y pinceles soplándolos, cuando en realidad basta con darle unos toquecitos sobre alguna superficie. No hace falta regalarle todos los gérmenes a una herramienta que te vas a pasar por la cara luego.

Productos en crema sobre polvo

No se llevan muy bien en ese orden. Si, por ejemplo, querés aplicar un poco de bronceador en crema, hacelo antes y fijalo con polvos (pero nunca al revés).

Aplicás mal el corrector

No a las toneladas de producto bajo el ojo, sino formando un triángulo con la longitud de tu tabique nasal, hasta la esquina inferior del ojo. Cuidado también con el tono que escojas, uno o dos menos sirve para iluminar. Más de eso, tampoco queda bien.

Exceso de bronceador

Hay que pensar dónde incide el sol directamente en tu cara. Esas son las partes que tienen que tener algo más de color tostado: las mejillas, la parte alta de la frente, un poco en la nariz y en la barbilla. Aplicar polvos de sol en zonas que no la necesitan, te sumará años.

Aplicar rubor en exceso

Para aplicarlo de forma correcta, sonreír y ver dónde están tus manzanitas. Eso sí, la dirección del brochazo la determinará la forma de tu cara.

Pasarte con el iluminador

Igual que con los polvos de sol tenés que determinar dónde incide la luz directamente en tu rostro. Por eso, aplicaremos en lo alto del pómulo, a lo largo del tabique nasal, un poquito por la frente, sobre todo en las sienes, en el lagrimal y en el arco de cupido.

No esperar a que se seque la máscara

Te acabás de manchar por encima del párpado al aplicar máscara y ya por arreglarlo te manchaste peor. Tenés que tener paciencia y esperar a que se seque un poco. Ya verás como, una vez hayas terminado, quitarlo va a ser más fácil y menos perjudicial para tu look.

Fuente: Clara

COMENTARIOS