Opinión

Empezó la batalla por el dólar

A menos de un mes de las elecciones algunos grandes inversores empezaron a dar vuelta sus apuestas al peso

sábado 20 de julio de 2019 - 10:23 am

Columna publicada originalmente en La Política Online

Esta semana el BCRA comenzó a devolver los dólares que había comprado a futuro en los últimos 45 días. Se acabaron las semanas de la dulzura. A diferencia de lo que sucede con las reservas internacionales, el BCRA no informa diariamente el stock ni el monto de la intervención. A menos de 30 días de las elecciones, algunos grandes inversores comenzaron a dar vuelta sus apuestas al peso. El tipo de cambio a tan bajos niveles, hizo que operadores se dieran ya satisfechos con las apuestas al peso y den vuelta posiciones.

¿Puede manejar el BCRA el largo y sinuoso camino hasta el 27 de octubre? Todo indica que sí. Este fue el tema principal ayer en la Bolsa de Comercio en el marco del 165 aniversario de la entidad y que contara con la visita de Mauricio Macri. Asistieron los principales empresarios de la Argentina, desde Eduardo Eurnekian a Eduardo Elsztain, también Javier Bolzico (ADEBA), Cristiano Ratazzi, Javier Ortiz Batalla (Banco Ciudad) entre otros.

La intervención en el mercado de cambios hasta las elecciones debe ser obra de un cirujano. Si sube el dólar, debe ser un alza de mínima magnitud para que no aparezca como el título principal de los portales de noticias. El silencio es salud. El staff del FMI aprendió que hay un culto al dólar en la Argentina y que para bajar la inflación hay que tener estable el tipo de cambio. La mini corrida de marzo y abril bien pudo haberse evitado si David Lipton, ahora el número uno del organismo, lo hubiera comprendido de arranque, en febrero. Por ello habilitaron a que el BCRA venda hasta 3.600 millones en dólar futuro.

El staff del FMI aprendió que hay un culto al dólar en la Argentina y que para bajar la inflación hay que tener estable el tipo de cambio. La mini corrida de marzo y abril pudo evitarse si Lipton lo hubiera comprendido de arranque, en febrero.

La apuesta oficial ahora es que el resultado de las PASO sea positivo para el gobierno y, de esta manera, el dólar no se recaliente desde el 12 de agosto hasta el 27 de octubre. Las apuestas están configuradas de la siguiente manera: 1) si los Fernández sacan más de 5 puntos de ventaja en las PASO, sobrevendrán turbulencias en mercados; 2) si la diferencia es entre 1 y 5 puntos, habrá poca variación respecto al actual clima en mercados; 3) si la diferencia es de 1 punto o menos, o si al revés, Macri-Pichetto sacan ventaja, habrá fuertes subas en acciones y bonos y dólar en calma o bajando levemente.

Cabe consignar que el famoso “carry trade”, las apuestas al peso, se hicieron mayormente en Nueva York vendiendo dólar futuro, el “NDF” (Non Deliverable Forward), y también en el ROFEX. Y la contrapartida de esa venta de dólar futuro fue siempre el BCRA. Son pocos los que vendieron dólares y se colocaron a tasa en pesos con las LECAP. Por ello la tranquilidad del BCRA en ir devolviendo esos dólares a futuro. En algún momento volverá el equilibrio en un determinado nivel de dólar y tasa en pesos y no será necesario que el BCRA venda.

Evo Morales preocupado

Fue importante esta semana la cumbre de presidentes del Mercosur en la ciudad de Santa Fe. De los presidentes que asistieron, el único preocupado era Evo Morales. Sus exportaciones de gas cada vez son menos requeridas por Brasil y la Argentina. En realidad, deberían estudiarse las razones por las que el gobierno de Néstor Kirchner firmó un contrato de compra de gas con Bolivia por 20 años a un precio elevado. A sabiendas que ya entonces Vaca Muerta era una oportunidad, llama la atención la duración de ese contrato. Hoy la Argentina le compra a Evo u$s 1.200 millones algo que puede ser reemplazado ya por Vaca Muerta.

El próximo lunes se conocerán detalles del pre pliego para la construcción del gasoducto desde Vaca Muerta a Salliqueló, en la provincia de Buenos Aires. Esto pondrá fin en el invierno de 2021 a las compras de gas licuado por u$s 300 millones. Ahora bien, ¿qué se hará con el contrato firmado con Evo y que vence en 2026? Será un tema a renegociar por el próximo presidente argentino. Tampoco el hombre de Bolivia puede tensar la cuerda dado que la Argentina puede directamente cancelar toda compra a su vencimiento. La solución para Evo pasa por exportar a Chile pero las disputas diplomáticas entre ambos países lo dificultan.

El panorama energético para Argentina entra en zona de despegue tras las elecciones. Es que en materia de gas, sólo quedan los subsidios que se otorgan en la Patagonia y las importaciones de Gas Licuado en invierno. En electricidad el 80% del trabajo sucio ya fue realizado. No necesariamente, si ganara Mauricio Macri, está previsto que se haga de golpe el ajuste. Vaca Muerta todo lo puede. En el equipo de trabajo de Gustavo Lopetegui, el secretario de Energía, se contempla que el nuevo gasoducto esté adjudicado para la semana previa a las elecciones presidenciales. También, en una eventual reelección de Mauricio Macri, avanzar con la venta de dos centrales y eventualmente, con las acciones del Estado en Transener.

Pero de corto plazo, las encuestas mandan. La situación fiscal y monetaria está controlada. La recaudación de julio mostrará por primera vez que el aumento de ingresos le empata a la inflación. Mauricio Macri ya se siente ganador y ordena a ministros y otros funcionarios planes para el 2020. María Eugenia Vidal está, por Macri, ocho puntos abajo en PBA. Viene reduciendo la diferencia semana a semana. Esteban Bullrich, a esta altura del año en 2017, estaba a 14 puntos de Cristina Kirchner. Es lo que incentiva a la gobernadora bonaerense. Los intendentes del PJ del Conurbano son la gran esperanza para Vidal el 27 de octubre. Máximo Kirchner ordenó por ello fiscalización con La Cámpora en la mitad de los circuitos del Conurbano.

Presiones sobre Powell

El tradicional informe del “oso”, el ejecutivo de banca privada que se esconde tras ese seudónimo, fue en esta ocasión de tamaño “XL” y cubriendo todos los temas. Estos fueron los principales temas abordados:

1) El 1 de Julio, la expansión económica de los Estados Unidos comenzó su undécimo año (es decir, 121 meses), convirtiéndola en la más larga de la historia basada en datos del gobierno que se han mantenido desde 1854; teniendo en cuenta los últimos números de empleo, inflación, ventas minoristas, nivel actual de tasas y viendo los niveles en los que están los índices de la bolsa norteamericana no existen motivos para bajar la tasa a fin de mes.

2) Sin embargo hay una movida que arranca en la Casa Blanca seguida por varios de la comunidad en Wall Street y algunos de ellos pidiendo 50 puntos básicos como los de Morgan Stanley y Bob Michele el CIO y jefe de JPMorgan Asset Managment diciendo que la tasa de 10 años ira a 0% por la guerra de tarifas, la baja inflación y el efecto cascada que provocan los 15 trillones que ya están rindiendo tasa negativas.

3) Creo que el mercado está jugado a un recorte de 25 puntos a fin de mes y si esto no sucede es probable que tengamos un gran “sell off” que eventualmente terminará presionando a Powell para que finalmente acceda a las demandas de Trump; la corrección de fin del 2018 lo llevo a cambiar su discurso y recuerden que el próximo año hay elecciones y si la baja es de 50 puntos básicos entonces seguirá la fiesta por un tiempo más.

4) Vimos como un mal balance pudo hacer estragos con Netflix que cerró 10% abajo; a pesar de ello muchos analistas anticipan 35% más de suba este año.

5) En Argentina las acciones (en dólares) se toparon con la resistencia de febrero y no pudieron perforarla y los bonos se estabilizaron con un riesgo país cercano a los 800 puntos y un tipo de cambio cuasi intervenido por el BCRA vendiendo futuros por lo menos hasta el 12 de agosto a la espera de las PASO y con tasas de Leliq al 59%; para aquellos que tengan cash y asumen el riesgo argentino, teniendo en cuenta que afuera no se consigue renta, hay que comprar el nuevo bono de TECOAR 8% al 2026 emitido la semana pasada.

COMENTARIOS