Serie A

La estrategia del Calcio para volver a su época dorada

Por: Tomás Coronel

Diego Maradona, Michel Platini, Marco Van Basten, Ruud Gullit, Zico. Zinedine Zidane, Ronaldo, Figo, Batistuta. Son solo algunos nombres que hicieron del Calcio una época dorada en las décadas del 80 y 90. Por esos tiempos, la liga italiana era la más atractiva y competitiva del fútbol europeo, status que perdió hace varias temporadas frente a la Premier League, La Liga y hasta la Bundesliga.

Uno de los factores que explican este decaimiento fue la elección de los mejores jugadores del planeta en recalar en otras ligas, ya sea por la competitividad o la apertura de nuevos mercados millonarios como China, Estados Unidos o Medio Oriente.

Pero la Serie A tiene decidido a recuperar el brillo perdido con una estrategia clara: seducir a los jugadores con beneficios tributarios. La modificación surge desde la política del partido popular M5S, reduciendo los montos impositivos para los extranjeros contribuyentes. La nueva ley ya entró en rigor el pasado 29 de junio.

El decreto tiene una variable geográfica. Contempla una reducción impositiva del 47 % al 30 % en el norte, y del 44 % al 15 % en el sur para los ciudadanos que trasladen su residencia al país. Para comparar, Inglaterra está reteniendo un 45 % y España entre 43 % y 48 %. La medida supone un importante ahorro para los clubes italianos, que son los que hacen frente a los impuestos de los sueldos de sus jugadores.

Para poner un ejemplo, el salario anual de Cristiano Ronaldo en la Vecchia Signora será de 31 millones de euros este año, superado solo por Lionel Messi en Barcelona. Por ese monto, los de Turin debían abonar al fisco unos 14,5 millones de euros, pero con la modificación pagará nueve millones. El conjunto culé, en cambio, deberá pagar 19 millones en conceptos impositivos por los 40 millones que el argentino gana anualmente.

Esta nueva ley viene en consonancia con la “Ley de Estabilidad”, más que seductora para los futbolistas y sus agencias, encargadas de explotar su marca por fuera del deporte, la cual impone un impuesto fijo de 100 mil euros por los ingresos extranjeros de los nuevos contribuyentes, incluyendo propiedades y contratos de patrocinio. Para continuar con el ejemplo, CR7 se favoreció con éste régimen en su primer año en Juventus.

Antecedente: la Ley Beckham

Parece ser una idea innovadora, pero lo cierto es que España la llevó a cabo en los primeros años del milenio con un régimen especial de tributación que se conoció como “la Ley Beckham”. En su llegada al Real Madrid en 2003, David Beckham puso patas para arriba el mundillo del fútbol español con sus patrocinadores y publicidades. El inglés fue uno de los primeros en utilizar la ley que permitía a los extranjeros de grandes fortunas tributar sus ganancias con un tope del 19 %.

En 2010, España modificó la Ley para que entren solo las personas con ingresos inferiores a 600 mil euros, perjudicando a los futbolistas de élite de La Liga. Además, los nuevos aires políticos en el país van en la dirección contraria que hace 15 años: la reforma fiscal planteada por el PSOE prevé aumentar cuatro puntos porcentuales los impuestos, lo que haría que los futbolistas tributen hasta un 51 %.

Se estipula que para el próximo año la Serie A pueda estrenar con todos los flashes su nuevo régimen en el mercado de pases, ya que para este curso el libro ya se encontraba abierto.

Se habla en el país de las posibles llegadas de Luka Modric y James Rodríguez. Y parece que el Calcio seguirá dando que hablar en los próximos años.

COMENTARIOS