Crimen en Saladillo

La maestra de Saladillo asesinada murió por “asfixia y ahorcamiento”, según autopsia

El esposo fue puesto en libertad esta madrugada, luego de haber permanecido demorado e incomunicado desde el mediodía de ayer, cuando declaró ante la fiscal del caso, Patricia Hortel

miércoles 16 de abril de 2014 - 1:54 pm

Marisol Oyhanart, la mujer de 38 años cuyo crimen conmueve a la ciudad bonaerense de Saladillo, fue asesinada por “asfixia y ahorcamiento”, según la autopsia realizada en la Morgue Judicial de La Plta.

Sergio Rachit, el marido de la víctima, fue liberado hoy luego de haber estado demorado e incomunicado más de 12 horas en la comisaría local, informaron fuentes municipales. Hasta el momento, no trascendió el resultado de los dos allanamientos realizados en la tarde de ayer: uno en la casa que Oyhanart compartía con Rachit y sus tres hijos de 5, 9 y 15 años, ubicada en Saavedra y Toledo; y el otro en el galpón de la distribuidora familiar de leña y bebidas, situado a un costado de la ruta 205. [pullquote position=”right”]La maestra de Saladillo asesinada murió por “asfixia y ahorcamiento”, según autopsia[/pullquote]

Rachit fue puesto en libertad esta madrugada, luego de haber permanecido demorado e incomunicado desde el mediodía de ayer, cuando declaró ante la fiscal del caso, Patricia Hortel, en una causa caratulada como “muerte violenta”.

Según los informes preliminares de la autopsia que se realizó hoy en la Asesoría Pericial de La Plata, la mujer murió por “asfixia y ahorcamiento”.

Oyhanart, quien era docente pero no ejercía porque trabajaba en la distribuidora familiar, había salido a las 15.15 del lunes último de su casa y, a las 15.45, se comunicó por celular con su familia.

Alrededor de las 19 de esa misma jornada, como la mujer no había regresado a su vivienda, su esposo radicó una denuncia de desaparición.

Oyhanart había salido de su casa como lo hacía habitualmente para hacer ejercicio físico en una zona de quintas, camino al Cristo que está cerca del velódromo, vistiendo calzas negras, zapatillas de lona blanca y un buzo gris con flores rosas.

El cadáver de la mujer fue hallado a las 7 en esa zona, con golpes en el rostro y en la cabeza, y uno de los hermanos de la víctima, Delmar, quien participó en el operativo de búsqueda, contó que “últimamente” él notaba a Marisol “muy nerviosa”.

El cuerpo estaba vestido con la misma ropa con la que Oyhanart había salido a caminar y, cerca de la escena del crimen, los investigadores encontraron los auriculares y los lentes de la víctima, pero no su teléfono celular.

COMENTARIOS