Salud

Dermatofagia: qué es y por qué se produce este trastorno

Los riesgos de llevar a cabo este hábito

lunes 15 de julio de 2019 - 7:47 am

La dermatofagia es un trastorno psicológico que implica el hecho de morderse la piel, normalmente la que envuelve las uñas (alrededor de las yemas de los dedos), aunque también hay casos en los que se muerde los labios y el interior de la boca.

Estas pequeñas lesiones que originan las mordeduras acaban causando el enrojecimiento de la piel, que puede sangrar, y la aparición de heridas.

Suele asociarse con personas con un temperamento más bien nervioso y/o ansioso; también se relaciona con estados o momentos de tensión y estrés. Además, presenta características del espectro obsesivo-compulsivo y de los trastornos del control de los impulsos.

Generalmente se origina como consecuencia de momentos de estrés y de la necesidad de afrontar dichos momentos, sumado a una falta de habilidades de afrontamiento adaptativas.

Ante momentos de nervios, incertidumbre, incomodidad, estrés, etc., opta por morderse la piel que envuelve las uñas (u otras zonas como la boca), y lo acaba haciendo de forma sistemática durante los momentos de estrés, puede acabar “aprendiendo” a responder así (según las teorías conductistas).

A través del reforzamiento estas conductas propias de la dermatofagia se reforzarían por el placer que siente al “descargar” la tensión a través de la acción de morderse. Así, la sucesión de acciones/estados se convertirían en un siguiente círculo vicioso

Sin embargo, a veces no busca sentir ese “placer”, sino más bien dolor. Así, otra posible causa se relaciona con un dolor emocional que esté sintiendo; para combatirlo, esta optaría por morderse y generarse un dolor físico que le permitiera descentrarse del emocional.

Si estas conductas se perpetúan en el tiempo, las lesiones en la piel, la boca y los dedos, pueden ser cada vez más importantes.

El tratamiento psicológico se centrará en buscar conductas alternativas e incompatibles con morderse la piel. Un tratamiento conductual puede venir bien; es decir, utilizar técnicas de modificación de conducta, que permitan la eliminación de la acción inapropiada y la instauración de una conducta adecuada.

Fuente: Psicología y mente

COMENTARIOS