Seguinos en nuestras redes

Ciencia

Científico estadounidense afirma que no existe realmente la muerte

Robert Lanza asegura tener pruebas definitivas que confirman que existe la vida una vez que muere el cuerpo físico

Robert Lanza, científico de la Escuela de Medicina de la Universidad Wake Forest, asegura que la pregunta “¿qué hay más allá de la muerte?” tiene una respuesta en la física cuántica y en la nueva teoría del biocentrismo. Según él, la solución consiste en la idea de que el concepto de la muerte es producto de nuestra conciencia. [pullquote position=”right”]Científico estadounidense afirma que no existe realmente la muerte[/pullquote]

El científico estadounidense considera que la idea de morir es algo que se enseñó a aceptar, pero en realidad, solo existe en la mente. Se cree en la muerte porque se la asocia con el cuerpo y se sabe que éste, físicamente, desaparece.

El biocentrismo hace referencia a que el universo solo existe por la conciencia de un individuo sobre él mismo. Igual que los conceptos de espacio y tiempo, que según el diario The Independent, Lanza los describe como “meros instrumentos de la mente”.

El nuevo biocentrismo, teoría elaborada por el científico, supone que la muerte no puede ser un evento terminal, tal y como la solemos considerar. Esta no existe en un mundo sin espacio ni tiempo. La inmortalidad no significa la existencia perpetua en el sistema temporal, sino que se encuentra completamente fuera del tiempo.

El teórico explicó que, cuando morimos, nuestra vida se convierte en una “flor perenne que vuelve a florecer en el multiverso” y agrega que “la vida es una aventura que trasciende nuestra forma lineal ordinaria de pensar. Cuando morimos, no lo hacemos según una matriz aleatoria, sino según la matriz ineludible de la vida”.

Ciencia

La NASA muestra indicios de haber encontrado el primer planeta por fuera de nuestra galaxia

Según los cálculos, el astro tendría un tamaño similar al de Saturno y sería el primer descubrimiento de este tipo en la historia por fuera de la Vía Láctea

La NASA confirmó, gracias a su telescopio de rayos X Chandra, que se encontraron indicios de lo que sería el primer planeta, registrado desde la Tierra, por fuera de la Vía Láctea. 

Según lo informado por la NASA, la distancia entre nuestro mundo y el planeta nuevo es de 28 millones de años luz y este último se encuentra en la galaxia Messier 51.

El descubrimiento se pudo llevar a cabo gracias a los tránsitos. Esto consiste en que en el momento en el que un planeta tapa la luz de una estrella por su movimiento, se genera una reducción particular en su brillo, lo que produce que los telescopios lo pueda detectar. Miles de exoplanetas han sido descubiertos de manera similar.

Sin embargo, los miles de hallazgos con este sistema se realizaron dentro de la Vía Láctea. De concretarse este trabajo de la NASA, sería la primera vez en la que se registre un planeta de otra galaxia.

 

 

 

Continuar leyendo

Ciencia

Un científico encontró la formula para evitar el envejecimiento

El genetista David Sinclair reveló las claves que según él permitirían retrasar la vejez.

David Sinclair, genetista de Harvard, afirmó que en base a estudios de más de dos décadas llegó a la conclusión de que es posible retrasar el envejecimiento. Esto se podría lograr siguiendo unos hábitos sencillos que permiten que tengamos una vida más larga y saludable.

El científico considera que para combatir la vejez tenemos que cambiar radicalmente la forma en cómo la pensamos. En lugar de considerarlo como un proceso común y natural, habría que abordarlo como una enfermedad que se puede tratar o curar.

Según David Sinclair, si todos pasamos a cambiar la perspectiva existente sobre la vejez, la humanidad tendría grandes chances de ampliar su expectativa de vida. El genetista también afirmó que la medicina moderna ya se encuentra probando medicamentos para retrasar el envejecimiento.

Continuar leyendo

Ciencia

El manto de telarañas que cubrió los campos argentinos y uruguayos en 2015 ya no es un misterio

Un estudio científico reveló que se trataba de una estrategia de supervivencia de la especie para sortear las inundaciones

En 2015 los campos de la provincia de Buenos Aires, a la altura del kilómetro 157, que da paso a la ciudad de Lezama, amanecieron cubiertos por un manto blanco luego de una inundación. Lo mismo se replicó en Vergara, un pueblo al este de Uruguay. Seis años después, la ciencia encontró la explicación al fenómeno de las “babas del diablo”.

Las y los investigadores de ambos países emprendieron un estudio que finalmente se denominó “Massive spider web aggregations in South American grasslands after flooding” (Agrupaciones masivas de telarañas en pastizales sudamericanos después de las inundaciones).

Los autores del trabajo, según informó La Diaria, son Luis Piacentini, Cristian Grismado, Anita Aisenberg, Carlos Toscano-Gadea, Álvaro Laborda, Miguel Simó, Rodrigo Postiglioni, Luciano Peralta, Dan Proud, Martín Ramírez.

La hazaña que descubrieron consiste en que las telarañas son producidas por arácnidos que se asientan cerca de los ríos y que escapan de las inundaciones. El manto blanco fue obra de las arañas que iban dejando telas en el camino, a través de la técnica de “ballooning”, es decir, de una estrategia de supervivencia de la especie que implementa para poder huir de un posible depredador o de otra amenaza natural, como queda evidenciado en este caso.

Lo que hacen es trasladarse hasta el punto más alto que encuentren, esperar a que haya algo de viento, se paran en punta, levantan el abdomen y dejan caer un hilo de seda hasta que se levantan por los aires. La naturaleza no deja de sorprender. Es que gracias a esa forma de trasladarse, volando sin alas, las arañas pueden desplazarse cientos de kilómetros y elevarse más de mil metros.

Continuar leyendo

TE PUEDE INTERESAR