Salud

Plantas medicinales para cuatro problemas de salud

Si preferís tomar medicamentos solo en casos muy necesarios, podés probar estas alternativas naturales

domingo 14 de julio de 2019 - 7:40 am

Si sos de tomar medicamentos solo cuando son absolutamente necesarios, siempre podés recurrir a las plantas medicinales.

Antes de usar cualquier planta con fines medicinales, corroborá que está correctamente identificada, sobre todo si la tomaste de un sitio donde crece de forma silvestre. Si tienes dudas, no la utilices porque puede tratarse de otra especie que puede llegar a ser venenosa.

1. Cortes leves, rasguños y heridas superficiales

Se recomienda hacer un emplasto (triturando las hojas y en algunos casos las raíces de la planta limpia) de Llantén menor o siete venas (P. lanceolata) y llantén mayor (P. major).

Esta pasta ayuda a la cicatrización y también alivia la picazón producida por insectos. Ambas plantas crecen en Europa, América del Norte, América Latina y Asia occidental y suelen aparecer en terrenos secos o en los bordes de los caminos.

Tiene propiedades astringentes que se relacionan con la presencia de taninos, emolientes y propiedades suavizantes vinculadas a la presencia también de propiedades antiinflamatorias.

2. Cardenales o moretones

Para estos casos -y también para las ocasiones en que un mal movimiento nos produce dolor muscular- se sugiere un emplasto de hojas de Symphytum officinale.

Esta planta, que en inglés se conoce como “common comfrey” y que pese a ser originaria de Europa hoy se consigue en muchos lados, es ideal en estas situaciones. Se recomienda cubrir la zona afectada y envolverla con papel film para que no deje manchas.

3. Estómago revuelto y resaca

Nada mejor que un té de menta coreana (Agatache rugosa) para el día después de una borrachera: calma el dolor de cabeza y ayuda a apaciguar el estómago.

Pero como se trata de una planta que no es tan fácil de conseguir, mejor pasar a su segunda recomendación: té de hoja de limón o melisa (Melissa officinalis).

Calma las náuseas, la indigestión y ayuda a relajarnos. No obstante, no deben consumilo con regularidad las personas que sufren de la tiroides.

4. Hinchazón e indigestión

Las semillas de hinojo, comino y eneldo son carminativos y ayudan a la digestión. Triturando las semillas se puede preparar una infusión. Es importante cubrir el té (con un tapa en la tetera o un plato, si lo preparamos en una taza) para mantener intactas sus propiedades.

Tanto el té de hinojo como el de manzanilla y menta piperita pueden ayudar a combatir las flatulencias.

Fuente: BBC Mundo

COMENTARIOS