La muerte de los famosos

Tras las acusaciones, Alberto Cormillot se refirió a la muerte de Maxi Oliva

El doctor se refirió a las declaraciones del padre de Maxi Oliva quien acusó de "abandono de persona" al Alberto Cormillot y a su centro contra la obesidad

miércoles 10 de julio de 2019 - 10:00 am

La semana pasada murió el primer ganador de Cuestión de Peso, Maxi Oliva (34), que se encontraba postrado en una cama con un peso aproximado de 300 kilos. Tras su muerte, el padre de Oliva realizó una fuerte declaración: denunció por “abandono de persona” al Centro contra la obesidad que encabeza el Doctor Alberto Cormillot.

Tras las acusaciones, Cormillot dialogó con Clarín y aseveró: “¿Cómo voy a abandonar a alguien que hacía dos años que no veía? Maxi fue atendido en la clínica todas las veces que lo necesitó. En 2017 se lo internó en el centro hospitalario de Malvinas porque había aumentado mucho de peso y ahí tenemos toda la complejidad necesaria para tratarlo”, explicó.

Carlos Oliva, el papá del participante fallecido, había apuntado contra el reconocido médico y su equipo de colaboradores en Confrontados (El Nueve, lunes a viernes a las 15). “Es mentira que él abandonó su tratamiento. Maxi llegó a un acuerdo para ir una vez por semana a Malvinas con una ambulancia que lo venía a buscar y llevaba”, explicó.

Ante esto, Cormillot explicó que “Maxi se fue por el cumpleaños de su hijo y pidió externarse porque adujo que extrañaba mucho a su familia. Después empezó a venir en forma irregular. Esto ocurrió durante 2018 también”.

En otro tramo de su denuncia, el papá de Maxi hizo referencia a que necesitaba una ambulancia para movilizarse desde su casa en Lomas del Mirador para volver a hacer el tratamiento, pero que nunca se la autorizaron.

“No es así -respondió Cormillot- sino que se le pidió que el municipio de La Matanza, donde él vivía, autorizara la ambulancia porque el municipio de Malvinas Argentinas no podía hacerse cargo del traslado”.

Dirigiéndose directamente al Dr. Cormillot, en el programa de Rodrigo Lussich y Carla Conte el señor Oliva dijo que “Me enviaron un mensaje que él tenía su cama después de una semana, ¿no es una vergüenza? Él tenía todo su cuerpo cubierto de agua y sus pulmones no podían cumplir sus funciones. Me revienta cuando dicen que era un rebelde, ¿y lo dejamos morir porque era un rebelde? ¿Con eso nos justificamos, Cormillot?”, se preguntó.

“Pareciera que yo soy el responsable del sistema de salud del país, de la provincia o de los municipios -manifestó el doctor- pero no es así. Te cuento cómo fue el tema: el viernes pasado a las 14.30 recibo un primer llamado de su médico el Dr. Vallejo, quien me solicita que lo interne en Malvinas. Le pedí que desde el municipio se formalizará el pedido al municipio de Malvinas, y le expliqué que ni bien estuviera la autorización, yo lo impulsaba a nivel médico. No soy una autoridad que pueda manejar el sistema de salud de una manera autónoma”.

Cormillot siguió con su relato cronológico de la situación: “El día 6 a la mañana el municipio de matanza se comunicó con Basílico, secretario de Salud, que estaba al lado de intendente y él mismo dio la orden que se lo trajera. A los 40 minutos ya estaba la cama y estaba la ambulancia autorizada a ir a buscarlo. Pero en ese momento Maxi falleció”.

Con respecto a por qué no se había operado al paciente, el doctor detalló que “Dada su gravedad no podía ser atendido en nuestra clínica, que para casos que no necesiten de una posible intervención de Terapia Intensiva. De hecho él estaba con oxigenoterapia en los últimos días, posiblemente asistido por el servicio de Salud de su Municipio, La Matanza. Cuando tenemos pacientes con insuficiencia respiratoria los derivados al Hospital Pirovano”.

Lejos de querer polemizar con el padre y la familia de la víctima, Cormillot manifestó que “Comprendo la tristeza de la familia, que la están transformando en enojo. Eso también es comprensible. Pero Maxi tenía un grado de obesidad muy grave con un riesgo aumentado para su salud”.

Y agregó que “La Clínica de Nutrición y Salud y el Centro de Malvinas hicieron todo lo humanamente posible para salvar la vida de Maxi. Desafortunadamente la medicina no es abundante en recursos para pacientes de este sobrepeso y el sistema de salud no está preparado para este tipo de pacientes”.

Con respecto a estadísticas, Cormillot dio cifras escalofriantes: “Malvinas hace esto de una manera totalmente solidaria ya que no le sobran recursos. La obesidad es una enfermedad grave. Causas genéticas, alteraciones en el sistema de regulación del peso y el acceso a comida de baja calidad nutricional, en cantidad, lleva a estos aumentos de peso. Mueren en el mundo de 3 a 5 millones de personas por año debido al sobrepeso. Es posible que en nuestro país fallezcan más de 30.000 al año”.

Por último el doctor pidió no hacer un tema político, sino “Resolver la grieta para hacer otra ‘Ley Justina’ y no transformar esto en una caza de brujas. Porque se corre el riesgo de politizarse en el peor sentido. El caso Justina se politizó para bien y se logró una ley para todos los Argentinos”.

COMENTARIOS