Fútbol Femenino

Megan Rapinoe: la vocera de Estados Unidos que enfrentó a Trump y pagó con títulos

La capitana estadounidense brilló dentro del campo: Balón de Oro, Bota de Oro y MVP de la final ante Holanda. Afuera, se cruzó con el presidente por su homofobia

lunes 8 de julio de 2019 - 7:33 pm

Estados Unidos se consagró campeón de la Copa del Mundo de Fútbol Femenino tras derrotar a Holanda en la final por 2-0. La delantera Megan Rapinoe abrió la cuenta con un penal y alcanzó su tanto número seis, cifra con la que se erigió como la goleadora de la competencia junto a su compatriota Alex Morgan y la inglesa Ellen White.

Sin embargo, la capitana del seleccionado estadounidense también dio que hablar por sus declaraciones fuera del campo de juego. Dueña de una trayectoria implacable con la camiseta tricolor, se convirtió en la vocera de un grupo acostumbrado a ganar títulos y durante la competencia dejó varias cuestiones para reflexionar.

La que más tomó trascendencia fue su enfrentamiento con Donald Trump, presidente del país norteamericano. "No pienso ir a la puta Casa Blanca", mencionó en caso de conquistar el Mundial, lo que obligó la respuesta del político: "debería ganar antes de hablar ¡termina el trabajo!". Vaya si lo hizo: además de levantar el trofeo, se quedó con las distinciones de Balón de Oro (mejor jugadora) y Bota de Oro (goleadora).

Rapinoe y el beso del festejo con su pareja Sue Bird, jugadora de básquet

Sus protestas contra la conducción del excéntrico empresario no terminaron en las declaraciones cruzadas, tampoco entonó las estrofas del himno ni se llevó la mano al corazón, algo que suele suceder. Fiel activista por los derechos del movimiento LGTBI, en más de una oportunidad lo tildó de "misógeno", "machista", "racista" y "mala persona".

Más allá de que la invitación por parte de la presidencia para asistir a la Casa Blanca llegó de todas formas, Rapinoe podrá quedarse tranquila a raíz de un logro que excede los premios metálicos: el grito de "¡igualdad salarial" retumbó en las tribunas del Groupama Stadium de Lyon. Justo lo que la propia número 15 reclamó un día antes de la definición, en referencia a lo que cobran las asociaciones en los mundiales masculinos (400 millones contra 30).

Rapinoe y su crítica a la FIFA por no respetar al fútbol femenino:

COMENTARIOS