Sexualidad

Qué es la amnesia sexual

Se estima que de tres a cinco personas cada 100 mil al año sufren

lunes 8 de julio de 2019 - 7:06 am

Como toda actividad física, el sexo puede tener algún efecto secundario inesperado. Los más frecuentes son lesiones, infecciones urinarias o, en el caso de no usar preservativo, el contagio de enfermedades de transmisión sexual (ETS). Pero también hay otras consecuencias más llamativas, por ejemplo, la amnesia temporal.

De tres a cinco personas cada 100 mil al año sufren la amnesia global transitoria, producto de realizar una actividad extenuante, como lo son las relaciones íntimas. Se trata de una afección que provoca que la persona olvide sus vivencias de forma temporal sin que se pierda el conocimiento ni sufrir un déficit neurológico focal o convulsiones.

No es un efecto secundario frecuente y suele durar pocas horas, pero ya se tienen varios casos registrados. En un porcentaje mayoritario de las veces las personas tienen problemas a la hora de crear nuevos recuerdos, pero también puede suceder que la memoria falle respecto a vivencias anteriores al episodio.

Las personas de 50 y 60 años tienen más probabilidades de experimentar un episodio de estas características, pero, curiosamente, la mayoría de quienes lo padecen lo tienen solo una vez. Un enigma que por el momento los científicos no son capaces de resolver.

Las personas con amnesia global transitoria no sufren efectos secundarios de la pérdida de memoria como daño cerebral o problemas a largo plazo, pero la situación genera alarma en un primer momento.

Quienes experimentan este efecto secundario suelen acudir rápidamente a la guardia, algo muy recomendable dado que la pérdida de memoria puede ser un indicio de un daño neurológico severo o de un ictus.

La explicación más sólida que se tiene por ahora sobre la causa es que esta amnesia no es provocada por el sexo, sino por la vena yugular, encargada de transportar la sangre desde el cerebro hasta el corazón. Si las válvulas en la misma no funcionan de forma adecuada, el líquido desoxigenado puede volver a la cabeza.

Fuente: Conbienestar

COMENTARIOS