Policiales

Desde la cárcel, la autobiografía de Marco Estrada, el "capo narco" de la Villa 1.11.14

En medio de un juicio por continuar con el manejo de una red de venta de estupefacientes desde su celda en Ezeiza, el capo narco de la Villa 1.11.14 cuenta en Internet la historia de su vida e intenta tirar abajo las supuestas mentiras que circularon durante años sobre él

viernes 5 de julio de 2019 - 4:06 pm

Marco Estrada Gonzáles (56) es conocido “El Padrino” y “El Señor de Los Cielos” en los confines de la Villa 1.11.14, ya que es allí donde armó su inmensa red de narcotráfico, hasta que fue enjuiciado y enviado a prisión. Su primer juicio fue en  2004 por ser organizador de una asociación ilícita y por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por el número de intervinientes y acopio de armas y municiones de guerra, en donde se le otorgó la pena de cuatro años y dos meses de cárcel. En 2012, fue enviado a prisión nuevamente por seis años y, un año después, se le sumó otra condena por 6 años, unificándose en una pena única de diez años de prisión.

Sin embargo, desde su encierro en la cárcel Nª 9 Ezeiza, Marco es nuevamente acusado de seguir manejando la red de narcotráfico junto con su esposa, su suegra y algunos presuntos cómplices. Ésta será la primera vez que afronta un debate oral y público, escuchando a los testigos y haciendo su propio descargo.

A modo de defensa, y para que el mundo pueda conocer su historia, Marco Gonzáles Estrada decidió contarla en primera persona a través del sitio www.ladobdelajusticia.com, una página que crearon sus abogados para mostrar el otro lado de los relatos de la prensa, que asegura que le hizo "más daño que la Policía y la Justicia". "Así dañan la imagen de toda mi familia, porque la noticia falsa de propaga como pólvora y no hay forma de pararla ni contrarrestarla", escribe Marcos.

"Es muy difícil lidiar con las falsedades de la prensa. Un medio saca una noticia porque no tienen nada que decir y todos publican lo mismo. Por más que la Justicia diga una cosa, ellos siguen involucrándome falsamente", afirma Marcos siguiendo la línea de toda el relato, en el que incluso hay una sección llamada "falsas acusaciones de la prensa".

En toda su carta, Marco atraviesa las distintas etapas de su vida, desde su nacimiento, su crianza en Perú, su llegada a la Argentina y a la Villa 1.11.14, las supuestas mentiras con las que se lo involucró, su paso por la cárcel de Devoto y más.

"Mi nombre es Marco Estrada Gonzáles. Soy hijo de Alonzo Estrada Paredes y de Benigna Teofista Gonzáles Estrada", comienza diciendo el relato que intenta poner al hombre acusado múltiples veces de comercio de drogas como un hombre inocente e incapaz de cometer tales actos.

COMENTARIOS