Inteligencia Artificial

¿Por qué el video falso de Patricia Bullrich no es una "deep fake"?

Mediante avanzadas técnicas de edición de imagen y audio, y hasta inteligencia artificial se puede crear una "falsificación profunda"

viernes 5 de julio de 2019 - 12:10 pm

En Estados Unidos, especialistas ya advirtieron cuán dañinas pueden ser para la elección de 2020. Hablamos de las "deep fake" (mentira/falsificación profunda), los videos alterados mediante programas de inteligencia artificial para hacer que una persona diga algo que en realidad nunca dijo. En Argentina, este tema se puso sobre el tapete luego de que se filtrara un audio ralentizado de la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, hablando lento, como si se encontrase en estado de ebriedad.

Si bien técnicamente no se trata de una "deep fake", sí puso el tema en debate. Claramente es una información falsa, pero como confirmó Reverso, no es una deep fake sino un video manipulado.

“El deep fake es un contenido creado con técnicas de inteligencia artificial. Si se trata de ralentizar un video ya existente, es una pieza manipulada digitalmente, no un 'deep fake' ”, dijo a Reverso Pedro Noel, periodista de First Draft.

Uno de los ejemplos más recientes se viralizó hace unas semanas. Un video editado de la presidenta de la Cámara de Representantes de EE.UU., Nancy Pelosi, hacía parecer que la líder demócrata tenía dificultades para hablar, como si estuviera intoxicada. Una versión del video tuvo más de dos millones de reproducciones.

"Hasta los más expertos tienen dificultades para determinar si esos vídeos son reales o no", explicó a la agencia EFE el profesor Thomas Kent de la Universidad de Columbia de Nueva York. Fue parte de un congreso Mundial de Agencias de noticias que se realizó en junio en Bulgaria, donde se planteó la "espantosa" perspectiva que representan los llamados "deep fake".

El mayor problema de este tipo de puestas falsas es su verosimilitud a partir de avanzadas técnicas de edición de video y hasta inteligencia artificial.

Hubo videos protagonizados por Vladimir Putin, Donald Trump y Mark Zuckerberg, entre otros. Facebook decidió no eliminar los que se armaron con su fundador, pero sí anunció que informará que se tratan de contenidos manipulados o alterados.

Algunas plataformas son tan simples de usar que lo único que requieren es la carga de un video y el ingreso del texto que se busca hacer que diga el protagonista de la "deep fake".

COMENTARIOS